Plusesmas.com

Intervención quirúgica del manguito de los rotadores

Intervención quirúgica del manguito de los rotadores

El manguito de los rotadores del hombro es una estructura músculo-tendinosa, compuesta por cuatro tendones: supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor, cuya función básica es permitir los giros del hombro.

¿Qué es?

El manguito de los rotadores del hombro es una estructura músculo-tendinosa, compuesta por cuatro tendones: supraespinoso, infraespinoso, subescapular y redondo menor, cuya función básica es permitir los giros del hombro. La tendinitis del manguito rotador es una patología generada por la actividad excesiva, que provoca dolor y discapacidad en el hombro y en la parte superior del brazo. En ocasiones, puede incluso llegar a desgarrarse. El paciente nota un dolor progresivo en el hombro y brazo que no siempre ocurre después de un traumatismo. La sensación dolorosa se percibe también por la noche y se acentúa con las actividades cuya práctica exige elevar los brazos.

¿Cómo es la intervención?

Aunque el tratamiento inicial es conservador, cuando la evolución no es favorable, puede ser necesario recurrir a la intervención quirúrgica. En un primer momento, el médico revisa el hombro con una pequeña cámara conectada a un monitor, llamada artroscopio, que se inserta a través de un pequeño orificio para ver el desgarro y determinar si puede repararse. Mediante el artroscopio, el cirujano puede observar alrededor de toda la articulación para revisar el cartílago, los tendones y los ligamentos del hombro del paciente. Con esta técnica se puede limpiar el tejido inflamado o dañado e incluso reparar si existe desgarro. El cirujano fija el tendón nuevamente al hueso por medio de suturas que no necesitan ser retiradas, pues se reabsorben.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación de esta cirugía puede llevar entre tres y seis meses, dependiendo del tamaño del desgarro, entre otros factores. La mayoría de los pacientes utiliza un cabestrillo durante la primera semana posterior a la operación y en algunos casos pueden seguir llevándolo durante seis semanas. Por su parte, el dolor se controla con medicamentos. Aunque el regreso del paciente a la actividad laboral o deportiva depende del tipo de cirugía que se le haya realizado, habitualmente han de pasar varios meses. Cabe indicar que la fisioterapia puede ayudar a la persona operada a recuperar el movimiento y la fortaleza en el hombro.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso