Plusesmas.com

¿Cómo se realiza el reemplazo degenerativo del disco?

Cargando...

Todo movimiento o actividad que realice durante el día, una vez de pie, comienza a probar la capacidad de la columna para soportar el peso del cuerpo. Con el tiempo, estos esfuerzos diarios repetitivos y las lesiones menores pueden tener un efecto acumulativo y comenzar a afectar los discos de la columna.

A medida que estos efectos se acumulan, el disco empieza a sufrir debido al desgaste por uso y comienza a degenerarse, lo que puede causar dolor discogénico en la región inferior de la espalda. Dolor discogénico es un término que emplean los especialistas en columna para referirse al dolor que causa un disco intervertebral. Un disco que comienza a degenerarse puede causar dolor, y existen pruebas de que el dolor radica en el disco propiamente dicho. Los movimientos que comprenden un esfuerzo del disco pueden causar dolor en la región inferior de la espalda, también es posible tener la sensación de que el dolor proviene de las nalgas e incluso de la parte superior del muslo.

Esta afección puede aliviarse con un procedimiento quirúrgico denominado reemplazo artificial del disco. En este procedimiento se reemplaza el disco dañado con una prótesis de metal, que consta de dos placas y un núcleo de polietileno. Primero se extirpa el disco dañado, y se eliminan los fragmentos y los residuos de los extremos de las superficies de los cuerpos vertebrales. Los cuerpos vertebrales se separan, se colocan las placas de metal en forma de tapa en el lugar indicado. Se inserta el núcleo deslizante de polietileno entre las placas y las vértebras se restablecen a su posición normal. La presión de la columna vertebral hace que las placas se asienten en los huesos y garantiza que el núcleo deslizante permanezca en su lugar. La posición correcta de la prótesis se comprueba mediante una inspección visual y una radiografía.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso