Plusesmas.com

¿Cómo se realiza un trasplante de hígado?

Cargando...

El hígado forma parte del aparato digestivo y está ubicado en el cuadrante superior derecho del abdomen. Desempeña diversas funciones vitales: procesa los nutrientes, produce proteínas, almacena azúcar y glucógeno y además, controla los niveles hormonales, de azúcar en sangre, de colesterol y la retención de líquido. El hígado filtra las sustancias no deseadas de la sangre y ayuda al cuerpo a combatir las infecciones.

El daño de las células hepáticas por el consumo excesivo de alcohol, la hepatitis o los defectos congénitos puede deteriorar gradualmente la capacidad del hígado para funcionar eficazmente. Cuando las células hepáticas comienzan a morir, son reemplazadas por tejido cicatrizal. El tejido cicatrizal obstaculiza la circulación de la sangre a través del hígado, por tal motivo, éste no puede almacenar los nutrientes ni filtrar las sustancias no deseadas. Cuando la función del hígado está muy comprometida, puede ser necesario un trasplante de hígado.

 

Durante este trasplante, el hígado enfermo se extirpa, y se reemplaza por uno sano y compatible, proveniente de un donante fallecido.

 

Se realizan análisis de sangre periódicos para evaluar si el hígado trasplantado es funcionante. Al igual que en cualquier trasplante de órganos, el receptor del hígado deberá cumplir con un tratamiento de por vida, con medicamentos que inhiban la respuesta inmune para ayudar a prevenir que el sistema inmunológico rechace el hígado trasplantado.

 

Existen diversas complicaciones asociadas con este procedimiento, que deben analizarse con el médico previamente a la cirugía.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso