Plusesmas.com

Así se producen las fracturas

Cargando...

El sistema esquelético, que está conformado por 206 huesos, brinda soporte, permite el movimiento y protege los órganos internos del cuerpo. A veces, se aplica demasiada presión sobre un hueso y éste sufre lo que se conoce como fractura. Las fracturas generalmente se clasifican en expuestas o cerradas.

Una fractura abierta es aquélla en la que una parte del hueso quebrado sobresale a través de la piel. Puede ser peligrosa, debido a que la exposición del hueso aumenta el riesgo de infección. Una fractura cerrada es aquélla en la que el hueso se quiebra pero no sobresale a través de la piel.

Una fractura de compresión es una fractura cerrada que ocurre cuando dos o más huesos se comprimen. Normalmente afecta a los huesos de la columna, y puede ocurrir al caer de pie o sentado, o como consecuencia de una osteoporosis avanzada.

Una fractura por avulsión es una fractura cerrada en la que una parte del hueso se quiebra, debido a la contracción repentina y muy fuerte de un músculo. Este tipo de fractura es común en los atletas jóvenes, y puede ocurrir cuando los músculos no se estiran adecuadamente antes de realizar la actividad física. También puede deberse a una lesión.

Una fractura impactada es similar a una fractura por compresión, pero a diferencia de ésta, ocurre dentro del mismo hueso. Es una fractura cerrada que ocurre cuando se aplica presión en ambos extremos del hueso, quebrando así el hueso en dos fragmentos que se comprimen. Este tipo de fractura es común en las caídas y los accidentes automovilísticos. Todas las fracturas deben considerarse seriamente. Si cree que se ha fracturado un hueso, debe buscar atención médica inmediatamente.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso