Plusesmas.com

Reumatismo crónico de la rodilla

Cargando...

El sistema esquelético proporciona una estructura al cuerpo y protege los órganos internos. Las articulaciones se encuentran en los sitios en que dos huesos se unen para permitir el movimiento y la flexibilidad del esqueleto. Son estructuras complejas que contienen diversos tipos de tejidos. Los ligamentos rodean las articulaciones para proporcionar soporte, y prevenir la dislocación y las lesiones.

El cartílago es un material fuerte y liso que recubre las superficies donde se unen los huesos. Este tejido amortigua las articulaciones e impide la fricción de los huesos cuando rozan entre sí. Las membranas sinoviales recubren las articulaciones y secretan líquido. Este líquido proporciona lubricación, reduce la erosión ósea y ayuda a la movilidad de la articulación.

La artritis reumatoide (RA) es una enfermedad inmunológica en la que las propias células inmunológicas del cuerpo atacan a esta membrana que secreta líquido y recubre la articulación. Esto generalmente causa inflamación, rigidez y dolor. También puede haber inflamación en los tejidos que rodean las articulaciones, como los ligamentos, los tendones y los músculos.

La artritis reumatoide crónica puede existir durante un largo período de tiempo y es uno de los diversos cuadros de reumatismo crónico. El tratamiento de la RA puede incluir medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), los corticosteroides y los medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD).

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso