Plusesmas.com

¿Cómo se hace una punción lumbar?

Cargando...

La médula espinal es un haz de nervios que se extiende desde la base del cerebro hasta la base de la espalda. Estos nervios son los responsables de controlar los músculos y el movimiento, como también el sentido del tacto. La médula espinal está protegida por los huesos de la columna y una capa de líquido circundante, denominado líquido cefalorraquídeo. La punción lumbar es un procedimiento en el que se toma una muestra de líquido cefalorraquídeo, para detectar infecciones, cánceres y sangrado en esta zona.

En este procedimiento, el paciente debe recostarse sobre un lado, con las rodillas flexionadas hacia el pecho. A veces, se le pide al paciente que se siente y flexione el torso hacia adelante. Una vez que el médico localiza la zona lumbar indicada de la columna, la limpia y adormece con anestesia local. Luego inserta una aguja larga entre dos vértebras hasta llegar al espacio externo a la membrana que rodea al líquido cefalorraquídeo, la "duramadre." Penetra la duramadre y llega al líquido cefalorraquídeo. En ese momento, inserta un mandril para extraer el líquido. Se coloca el líquido en frascos, que se envían a un laboratorio para ser analizado. Por último, se aplica un vendaje al lugar de la inyección El paciente no debe bañarse durante 24 horas.

El laboratorio analiza el líquido teniendo cuenta varios aspectos. La presencia de glóbulos rojos puede indicar una hemorragia alrededor del cerebro o la médula espinal. Los glóbulos blancos o determinadas proteínas pueden indicar la presencia de un tumor o una infección, como la meningitis.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso