Plusesmas.com

La jubilación y las pensiones a debate

Hemos pedido a los presidentes de tres importantes Asociaciones de Mayores: CEOMA, UDP y FATEC, su punto de vista al respecto. Hemos entrevistado y seguiremos entrevistando también a responsables políticos y sindicales con la esperanza de que con la información de todos consigamos tener las ideas claras.

Entrevista a Carmen Quintanilla

viernes, 25 de febrero de 2011

Entrevista a Carmen Quintanilla

Los mayores crecen numéricamente, ¿pero cómo conseguimos que su contribución crezca también socialmente?
Efectivamente el número de mayores crece y por ello hay que apostar por conseguir que aumente su peso social. Hace 30 años una persona de 60 años era un anciano. Hoy es joven y tiene que estar presente en la sociedad en todas las esferas: en la vida política, en la vida social, en la vida económica… Por tanto, hay que marcar estrategias para  contar con ellos. Además, hay que seguir postularse hacia un envejecimiento activo, para que cada día haya menos dependientes. Y, por supuesto, hay que cambiar la mentalidad de la sociedad. Hay que ofrecer una imagen de los mayores como personas activas, con los que la sociedad tiene que contar.  

Hoy más que nunca la sabiduría de los mayores, su trayectoria, nos va a ayudar a construir un mundo más justo y más igualitario y a construir Europa, que es el compromiso de la Conferencia que vamos a celebrar en Ciudad Real.

¿Qué aportan y qué deben aportar los mayores a nivel personal, profesional y familiar?
Aportan muchísimo en todos los ámbitos y solo hace falta repasar algunos datos. En el ámbito familiar, el 22,6% de los mayores  de 65 años cuidan de sus nietos, mientras sus hijos e hijas trabajan, y en el 70% de los casos lo hacen diariamente o varios días de la semana.  Pero además, la mayoría de las personas mayores de 65 años cuidan de sus padres dependientes, con edades superiores a los 80 años.  

Y voy a dar un dato: el trabajo que realizan los mayores cuidando a sus nietos equivale a un millón de empleos a tiempo completo, lo que representa el 6% de los empleos a tiempo competo de la economía española. Y el valor económico del cuidado de los nietos alcanza los 8000 millones de euros, el 0,8% del PIB.

Pero, además, también aportan a la sociedad. Hoy en Europa hay 100 millones de personas mayores que trabajan en el voluntariado en la Unión Europea, lo que representa al 34% de los mayores europeos. En España este porcentaje se reduce al 18%, pero no deja de ser una cifra importante: 800 000 personas mayores de 55 años.

Por lo tanto, la contribución de los mayores es enorme. Solo hay que hacerla visible y eso es lo que pretendemos hacer en la Conferencia de Mayores que se celebrará en Ciudad Real, donde destacaremos lo que los mayores hacen desde el voluntariado social.
 
Sin embargo, siguen estando discriminados en muchos ámbitos¿Qué se puede hacer para acabar de una vez con la visión estereotipada de los mayores como fuente de problemas –enfermedades, dependencia, gasto social…?
Desgraciadamente, durante los últimos 25 años la imagen que se ha ofrecido del mayor siempre ha sido la de un mayor dependiente. En los programas de televisión, se han visto mayores en residencia, en centros de día… Pero esa no es la realidad. La mayoría de las personas que tienen más de 65 años, las personas jubiladas, no son dependientes. Son personas que quieren seguir estando en la vida social, en la vida cultural, en la vida social, que tienen mucho que aportar a la sociedad. Esa es una imagen negativa en una sociedad en la que ha imperado el culto a la juventud, y a su importante papel de impulso e ilusión. Pero estamos empezando a tomar conciencia de la importancia de los mayores, de ese poso de la vida, de esa formación… No son imágenes reñidas. Hay que postular una sociedad intergeneracional en un momento importante de crisis de valores, de crisis económica, en la que los mayores y jóvenes tienen mucho que decir.

    La discriminación, desde luego, existe, pero es un error.  Hoy una persona de 50 años es una persona joven, que trabaja, que está sano, que está activo, que está vivo… y hay que contar con él.

¿Contribuyen los medios de comunicación a esta imagen distorsionada de la realidad de los mayores?
Totalmente. Desgraciadamente, solo se habla de los mayores desde la asistencia y no desde la participación. Hay que cambiar mentalidades, y los medios de comunicación tienen una tarea muy importante que desarrollar: poner en valor sus acciones, su contribución y acabar con los estereotipos.  El envejecimiento no es una carga social, es un triunfo impresionante.

¿Qué problemas comunes tienen hoy los mayores en Europa?
Tenemos los mismos. Europa ha calcado esa estructura de la sociedad en la que el compromiso con los jóvenes está más fortalecido. La Unión Europea de Mayores hace permanentemente un llamamiento a la comunicación intergeneracional y a respetar y reconocer el derecho de los mayores a llevar una vida digna e independiente y a participar en la vida social y cultural.

2012 será el año europeo del envejecimiento activo. ¿Qué retos supone? ¿Se aprovechará para fomentar programas y políticas comunitarias que nos permitan aprender a todos a envejecer activamente?
Hay tres postulados importantes. Por una parte, hay que hacer una puesta para que los medios de comunicación pongan en valor la imagen del mayor, para impulsar un cambio de mentalidad en un momento de evolución demográfica. Por otra, hay que seguir impulsando la participación en todos los ámbitos de la sociedad. Y por último hay que trabajar en la comunicación intergeneracional.

Y desde luego, hay que denunciar cualquier tipo de discriminación, porque así fomentaremos el envejecimiento activo.

¿En qué áreas se puede intervenir desde las instituciones públicas para lograr una mayor calidad de vida entre los mayores?
Desde todas las áreas. Lo que hay que hacer es contar con los mayores. Hoy se ha conseguido más calidad de vida. Hay más prevención en las enfermedades, más prestaciones sanitarias y  sociales, aunque haya que seguir apostando por la solidaridad, la interdependencia, la igualdad, el empleo… Pero yo lo que creo que con los mayores hay que hacer lo mismo que con cualquier persona: que esté presente en la sociedad y que se rompa cualquier discriminación por razón de edad. Hay que acabar con cualquier veto.


Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso