Conoce los efectos físicos, psicológicos y sociales que acompañan a la jubilación

Jubilación: enfrentarse a una nueva etapa

Jubilación: enfrentarse a una nueva etapa

A pesar de que muchos esperan y desean la jubilación durante años, cuando llega el momento podemos encontrar dificultades de adaptación a los cambios.

Cambios físicos tras la jubilación

Al dejar de trabajar, se suele reducir el nivel de activación y el consumo de energía. Además, con la edad, el cuerpo va sufriendo cambios metabólicos y hormonales (no directamente relacionados con la jubilación, pero sí coincidentes en el tiempo).

Cambios psicológicos tras la jubilación

El trabajo influye en nuestro estado psicológico. Mientras que, para algunos, dejar de trabajar puede ser una fuente de relajación y bienestar, para otros puede suponer una merma de su autoestima. Aunque la personalidad evoluciona constantemente, un cambio tan grande como la jubilación puede influir en las creencias, los valores, los sentimientos, el estado de ánimo o el humor de las personas. En determinados casos, si la persona no sabe cómo adaptarse, la jubilación puede producir trastornos como ansiedad o depresión.

Cambios sociales tras la jubilación

En nuestra cultura del trabajo, el puesto laboral tiene bastante significación y puede condicionar las relaciones que se establecen.

Cambios familiares tras la jubilación

Será necesario prepararse para los cambios en el entorno familiar: nuevas responsabilidades, cambio de papel, tareas que hay que desempeñar.

Cambios económicos tras la jubilación

No podemos olvidar el cambio de estatus económico, que puede requerir modificaciones o adaptaciones en ciertos hábitos

 

Relacionados

Comentarios (1)

abdellah benmansour
23 mayo 2019 03:08
como sabemos que la seguridad social ofrece muchas ventajas a los jubilados,¿atraves qué medios se puede conocer las ventajas que muchos recien jubilados desconocen?y gracias

Página: 1 / 1 (1 Elementos)