Plusesmas.com

A la lima y al limón, Emilio El Moro

La vecinita de enfrente, no, no
no tiene los ojos grandes
pero tiene dos berrugas, si,si
que parecen dos tomates
nunca ha pintado sus rejas
nunca lavó los cristales
y la cabeza la tiene
lo mismo que un melón grande

Y los hombres cantan a la rueda, rueda:
¡ya viene la tonta sálvese quién pueda!

A la lima y al limón ¿cómo quieres que te quieran?
si eres una coliflor y además nunca te peinas
¡ay qué miedo y qué terror! (bis)
la vecinita de enfrente es más fea que un dolor
y soltera se quedó a la lima y al limón

La vecinita de enfrente, no, no
nunca pierde la esperanza
y espera de noche y día, si, si
si hay algún tonto que caiga
se han casado sus amigas
se han casado treinta novias
y ella sigue burra y ciega
como el penco de una noria

Y otros hombres cantan a la rueda, rueda
¡cómo no la pelen cualquiera la peina!

so cabeza de melón ¿cómo quieres que te quieran?
no te asomes al balcón porque hay gente forastera
¡qué vergüenza y qué dolor! (bis)
la vecinita de enfrente en su puerta se sentó
y la gente se asustó a la lima y al limón

La vecinita de enfrente, si, si
a los treinta se ha casado
con un señor de noventa, si, si
que está todo esparrabado
lo luce por los paseos
lo luce por los teatros
y va siempre por la calle
paseandolo en un carro

Y con ironía siempre tararea
el viejo estribillo, dándole a la rueda

yo no me peino el melón pero tengo quién me quiera
a ver si revientan tós que no me quedé soltera
ya mi pena se acabó (bis)
que aunque yo soy burra y ciega éste ve menos que yo
y al valdao lo heredo yo, a la lima y al limón

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso