Plusesmas.com

Música

Vuelta ciclista con chapas

martes, 5 de agosto de 2014

Vuelta ciclista con chapas

Las chapas eran, sin duda, una de las “grandes atracciones” de aquellas largas y entretenidas vacaciones de verano de mediados de los años 60 (o de la época que cada uno recuerde). Pero, como no solo de fútbol se vivía entonces, había que darle distintas alternativas.

Entre ellas, la que más solía gustar era la de disputar, durante varios días seguidos, una “vuelta ciclista”, sustituyendo, claro está, las bicicletas por chapas, que lo cosa no daba para más. ¡Ya hubiéramos querido entonces tener nuestras propias bicicletas para echar carreras, pasear con ellas o lo que se terciara!

Pero como no era el caso, pues allá que andábamos con nuestras chapas compitiendo en carreras por etapas, como en la Vuelta, el Tour y el Giro, aunque esta última aún nos seguía pareciendo demasiado lejana. Y con esas, cada uno escogía su equipo favorito (Bic, Fagor, Kas…) y a sus ciclistas favoritos, que casi siempre eran españoles (Manzaneque, Julio Jiménez, Gómez del Moral, Pérez-Francés, Gabica…), quizá porque a los extranjeros, como Poulidor, Gimondi, Jan Janssen, Rik van Looy o Planckaert, todos ellos franceses, italianos o belgas, le teníamos algo de tirria, todo sea dicho. Y es que entonces, salvo raras excepciones, los ciclistas foráneos ganaban siempre, aunque bien que nos desquitaríamos luego.

chapas ciclistas

Con todo preparado, iniciábamos la “apasionante” competición, a la que no le faltaba de nada: línea de salida, meta, rectas, curvas… y hasta pequeños montículos que hacíamos con arena. Y es que, como en toda buena carrera ciclista, digo, con chapas, había etapas llanas y de montaña, para que todo fuera un poco más real y el tiempo de aquellas largas y entretenidas vacaciones más emocionantes aún si cabe.

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso