Plusesmas.com

Radio, tv y cine

'El verdugo' (1963)

jueves, 30 de octubre de 2014

'El verdugo' (1963)

Sin duda, uno de los grandes misterios del cine español es saber cómo narices la película “El verdugo” consiguió regatear a la censura, con lo estricta que era en aquellos tiempos, en los que casi todo estaba prohibido, menos prohibir, eso sí.

Pues el caso es que, de pronto, el 17 de febrero de 1964 se estrenó en nuestro país esta ácida comedia negra dirigida por Luis García Berlanga, uno de los grandes realizadores de la época, que había hecho de este género una manera encubierta de tratar la crítica social, tal y como ya había hecho en “Bienvenido, Mr. Marshall” (1950), “Calabuch” (1956), “Los jueves, milagro” (1957), “Plácido” (1961), y tantas otras espléndidas películas.

Desde luego, resulta impagable la historia de Amadeo (José Isbert), el verdugo de la Audiencia de Madrid que trata de convencer como sea a José Luis (Nino Manfredi), un empleado de pompas fúnebres que, curiosamente, acaba de enterrar a su último ajusticiado, de que herede su puesto de verdugo, lo que, como funcionario, le daría derecho a obtener un piso y, de ese modo, poder casarse con su hija Carmen (Emma Penella). Y alrededor de esta trama casi surrealista va destilando un paseo sórdido por la España más mísera y austera, de la que desgraciadamente resultaba imposible escapar.

Por supuesto, inmenso el reparto del filme, en el que todos lucen sus mejores galas interpretativas, desde el irrepetible José Isbert hasta el italiano Nino Manfredi, pasando por Emma Penella, en su momento más estelar, y muchos otros actores, como Alfredo Landa, Antonio Ferrandis, Lola Gaos, José Luis López Vázquez, María Luisa Ponte, María Isbert…

¡Quién pudiera volver a verlos juntos hoy día, en otra película de Berlanga, para recordar que, pese a todo, había cosas por las que merecía la pena vivir!

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso