Plusesmas.com. La web que te ayuda a reinventar la vida
Búsqueda personalizada
Jueves, 27 de Noviembre de 2014 Santos Facundo y Primitivo, mártires
Plusesmas > Genealogía > ¿Qué es la genealogía? > Los archivos parroquiales católicos >
Compartir
Los archivos parroquiales católicos ¿Qué es la genealogía?

Los archivos parroquiales católicos

Antes de la creación de los registros civiles en 1870, todos datos de nacimiento y defunción estaban en manos de los párrocos. La Iglesia Católica es, por tanto, la fuente de información fundamental para conseguir avanzar en la investigación de datos anteriores a aquella fecha.

En el Registro Civil se encuentran todos los datos de nacimiento, adopción, emancipación, matrimonio, separación, divorcio y la anulación matrimonial, así como la defunción. Pero todos estos datos tan importantes para la investigación genealógica, sólo tiene cabida en los registros civiles desde que éstos se crearon en 1870, cuando la secularización que presidió la vida política española tras de la caída de Isabel II llevó a las autoridades a prescindir de los archivos que hasta ese momento habían dado fe de estas materias. Hasta aquel momento, todos esos datos estaban en manos de la Iglesia Católica a través de los párrocos, y a ellos nos dirigiremos para consultas sobre fechas anteriores a 1870.

Aunque hay algunos antecedentes de la época del Cardenal Cisneros, la obligatoriedad efectiva de estos registros parroquiales se impuso a raíz del Concilio de Trento, reinando Felipe II. Como siempre su contenido se puede remontar a una o dos generaciones más antiguas, si tenemos la suerte de que la investigación genealógica que realicemos se pueda efectuar en los correspondientes archivos parroquiales, éstos nos pueden dar la crónica de una familia desde la época de los Reyes Católicos, es decir, muchas genealogías pueden remontarse así medio milenio.

Aparte de otras muchas curiosidades y datos que pueden deducirse del Registro parroquial, fundamentalmente encontraremos en él el bautismo, la confirmación (en su caso), el matrimonio y el enterramiento (e, indirectamente, la defunción) de un gran número de habitantes de España desde el siglo XVII a nuestros días, pues aún se mantiene su actividad, paralelamente con el Registro Civil, que copió en gran medida su sistema de funcionamiento.

De no encontrar sus libros en la parroquia de origen, preguntemos en los archivos diocesanos de los que haya dependido a lo largo de su historia la parroquia, pues en muchas ocasiones están allí centralizados los fondos de parroquias desaparecidas o, simplemente, los documentos de cierta antigüedad (normalmente, un siglo).

Leer más:
La necesidad de documentar
Los archivos del registro civil
Archivos religiosos al margen de los parroquiales
Precauciones en la investigación genealógica
Dónde buscar apellidos y familiares
Problemas de los nombres en la investigación

Publicar en: Publicar artículo en Meneame Publicar artículo en Delicious Publicar artículo en Fresqui Publicar artículo en MySpace Publicar artículo en Facebook Publicar artículo en Twitter Publicar artículo en Live Space Publicar artículo en Google Booksmarks Publicar artículo en Technorati Publicar artículo en Blinklist Publicar artículo en MSN Reporter
 



Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x