Errores frecuentes

Precauciones en la investigación genealógica

Precauciones en la investigación genealógica

El investigador genealógico debe tener presente que cualquier consulta de su estudio puede ser objeto de error o de falsa interpretación, por lo que, aunque hayamos hecho correctamente nuestra pesquisa.

Nadie está libre de cometer errores, pero es fundamental intentar evitarlos. Éstos son los más habituales en la genealogía.

¿Cuáles son los errores más frecuentes en la genealogía?

En primer lugar podemos citar los errores de trascripción. Podemos manejar certificaciones o copias de documentos originales que haya sufrido un error, lo que es bastante habitual. Por ejemplo: un personaje apellidado “Escolar” suele aparecer, equivocadamente, como “Escobar”. Si al copiar una certificación de matrimonio se omite equivocadamente una línea del documento original, podremos encontrarnos con que la madrina aparezca citada en lugar de la novia, con el grave error a que ello nos conducirá. El fenómeno de las homonimias requiere un tratamiento singular, por lo que nos referiremos a ello más adelante, en otra ocasión.

Más grave aún será la inducción al error cometida de propósito por los interesados. Por ejemplo, la coquetería de nuestra abuela, que voluntariamente cambió su fecha de nacimiento, nos dificultará enormemente la realidad de los hechos y dificultando enormemente la localización del documento acreditativo de este acontecimiento. Es muy común este fenómeno en los padrones municipales, donde encontramos que muchas mujeres se quitaban, de golpe y sin rebozo, hasta diez años de edad.

Pero todavía nos llevará a errores mayoresla comisión de un delitocual es la falsificacióndel estado civil de las personas: un matrimonio inscribe como hijo el vástago que ha parido en realidad su propia hija, menor de edad y soltera, con lo que hacen pasar por fruto de su matrimonio a quien realmente es su nieto, maniobra fraudulenta y delictiva, de difícil averiguación transcurridos los años si no median denuncias de los afectados o acciones similares.

Para terminar, un dato relevante: en Europa Occidental, según fuentes médicas, entre un 10 y un 12 por ciento de las atribuciones de paternidad son ficticias, fruto de engaño de la mujer a su pareja, lo que se termina revelando cuando se hacen estudios genéticos necesarios para trasplantes o actuaciones similares. Ello afecta muy notablemente el grado de fiabilidad de nuestras investigaciones, por lo que debemos guardar siempre un cierto nivel de escepticismo frente a sus resultados.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Relacionados

Comentarios