Plusesmas.com. La web que te ayuda a reinventar la vida
Búsqueda personalizada
Miércoles, 23 de Abril de 2014 San Adalberto, obispo de Praga
Plusesmas > Cuidador Familiar > Qué es la dependencia > Tipos de dependencia >
Compartir
Tipos de dependencia Qué es la dependencia

Tipos de dependencia

La dependencia no se manifiesta siempre de la misma forma

A veces aparece bruscamente y otras de forma progresiva. La dependencia, física o psíquica, a veces se detecta rápidamente y en otras pude pasar desapercibida.

La dependencia física puede sobrevenir bruscamente, de manera que el entorno familiar la percibe con toda claridad. Pero también puede aparecer de forma progresiva y lenta, cuando, por ejemplo, se suman algunas afecciones o dificultades: pérdida de vista o de oído; dificultades para hacer algunos movimientos, como salir de la bañera, abotonarse la camisa o conducir un coche. La dependencia, entonces, es más difícil de medir y de percibir, tanto por el entorno familiar como por la persona afectada. Estas limitaciones acumuladas son con demasiada frecuencia achacadas a la edad, como si fueran algo inevitable, lo que impide buscar soluciones médicas –operaciones, rehabilitación, medicación– que permitirían superarlas o mitigar sus efectos sobre la autonomía y, en consecuencia, sobre la moral de la persona mayor.

La dependencia psíquica o mental sobreviene generalmente de forma progresiva. Se aprecia cuando la comunicación cotidiana va perdiendo poco a poco sentido, coherencia y eficacia. La conversación se hace casi imposible. Las personas afectadas comienzan a ser incapaces de expresar sus necesidades y de cuidarse a sí mismas. Para las familias, el primer paso (¿y el más doloroso?) consiste en admitir el cambio psíquico que se ha producido en el enfermo, incluso por encima del desgarro que produce observar el deterioro de un ser querido.

La dependencia afectiva puede estar provocada por un golpe emocional que implica cambios de comportamiento. Los despistes se multiplican y las demandas de compañía, también. Estos síntomas, a veces difíciles de descifrar, son llamadas de atención. Las personas mayores ven a menudo desaparecer a sus amigos. A la soledad que conllevan estas pérdidas, se añade la legítima inquietud: «¿Cuándo me tocará a mí?». Esta forma de dependencia se manifiesta en la necesidad de estar siempre acompañado y alentado para relacionarse con los demás.


Publicar en: Publicar artículo en Meneame Publicar artículo en Delicious Publicar artículo en Fresqui Publicar artículo en MySpace Publicar artículo en Facebook Publicar artículo en Twitter Publicar artículo en Live Space Publicar artículo en Google Booksmarks Publicar artículo en Technorati Publicar artículo en Blinklist Publicar artículo en MSN Reporter
 



¡Suscríbete GRATIS a nuestro boletín semanal!
Recibe en tu e-mail toda la información que te interesa: Artículos de expertos en Salud, Jubilación, Memoria, Propuestas de ocio, Concursos... ¡Y mucho más! Más de 160.000 usuarios ya reciben nuestra newsletter! Ver boletín
Me apunto

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x