Plusesmas.com

El termalismo social cumple 25 años

jueves, 30 de enero de 2014

El termalismo social cumple 25 años

La Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), junto al Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO), y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, distinguió el pasado 27 de enero de 2014 a un total de 13 figuras claves (entre ellas 11 altos cargos ministeriales) por su contribución, implicación y dedicación en el desarrollo e implantación del Programa de Termalismo Social desde 1989, año de su puesta en marcha.

El acto, celebrado en la sede del IMSERSO de Madrid, estuvo presidido por el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, D. Juan Manuel Moreno Bonilla, así como por el presidente de ANBAL, D. Miguel Mirones, y el director general del IMSERSO, D. César Antón Beltrán. Contó con casi dos centenares de asistentes, entre ex ministros, representantes de instituciones y entes públicos, consejeros de Comunidades Autónomas, directores generales de turismo y otras competencias, presidentes de asociaciones, funcionarios y propietarios y directores de balnearios, entre otros.

Un acto multitudinario
“Estamos aquí para reconocer una gran historia de éxito", señaló el secretario de Estado, apuntando tres claves fundamentales que le han llevado a alcanzarlo: "porque todos, Administraciones y Gobiernos, han apostado de manera contundente por el Programa de Termalismo Social; por el empeño en la colaboración público-privada; y porque juntos hemos conseguido algo pionero, vanguardista y que ha sido copiado por otros países", remarcó Moreno Bonilla.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), D. Miguel Mirones, hizo referencia a "la constante defensa que se ha realizado de este Programa desde el Ministerio con el fin de mantenerlo en el tiempo, lo que nos hace pensar que juntos hemos conseguido trasladar a la Administración la idea de que no se trata de un gasto sino de una inversión, que permite mantener la economía de zonas en las que se asientan los balnearios y crear empleo" entre otras ventajas.

En este sentido, el presidente del Balneario de Archena, D. Miguel Lloret, que habló en nombre de todos los balnearios, apuntó cinco hitos logrados gracias al Programa de Termalismo Social: "difundir las propiedades curativas de las aguas termales; incremento del mercado, convirtiendo al Programa en el gran canal de distribución del producto termal; ampliar las temporadas de apertura; facilitar el conocimiento acerca de la existencia de los Balnearios a todas las personas, más allá de los propios mayores que disfrutan del Programa, haciendo de los centros termales nuevos destinos de vacaciones; y mejorar la calidad de vida del cliente, logrando una disminución de su soledad y contribuyendo a un envejecimiento saludable".

Entre los galardonados están la actual ministra de Sanidad, Dña. Ana Mato, y los diez ex ministros vinculados a estas competencias desde 1988. En nombre de todos los galardonados, D. Juan Carlos Aparicio, realizó una emotiva intervención afirmando que "estamos ante un trabajo bien hecho e independiente de las diferentes coyunturas políticas de cada momento".

Asimismo, se distinguió a la propia institución del IMSERSO, a través de su director general, D. César Antón Beltrán, y al jefe del Servicio del Programa, D. Julián Tejerizo, quien recibió emocionado la Medalla de Oro de la Asociación por su contribución en uno de los momentos más calurosos de la jornada.

A lo largo del acto, quedó patente la consolidación del programa, como demuestra el presupuesto asignado para la temporada 2013/2014, fijado en más de 36 millones de euros. En este sentido, Mirones, que recordó la reciente creación del Clúster de Turismo de Salud presentado recientemente en el marco de Fitur, destacó "la oportunidad que se abre para el sector de los Balnearios de evolucionar hacia nuevos mercados europeos", invitando al Ministerio y al IMSERSO a aprovecharlas.

Respecto al futuro del Programa de Termalismo Social, todos los intervinientes se mostraron muy positivos, señalando que "le quedan muchos años, mejorándolo aún más si cabe", en palabras del director General del IMSERSO.

Las cifras del éxito
Tras 25 años, la aceptación y progreso del Programa son avalados por cifras más que positivas: arrancó con 31 establecimientos termales y cerca de 30 000 plazas, y en 2014 cuenta ya con 105 Balnearios participantes y 209 222 plazas. En términos económicos, las cifras son igualmente halagüeñas, ya que se ha pasado de un presupuesto de alrededor de 4,3 millones de euros aportado por el IMSERSO hace más de dos décadas a 36 millones en 2014. El resultado en el periodo 2013 /2014 es un impacto económico de más de 117,1 millones de euros (frente a los 8,8 millones registrado en el año 1990), donde se contabiliza la facturación generada por los usuarios y la aportación del IMSERSO al Programa.

Igualmente, desde el punto de vista de los usuarios la valoración es también muy positiva, ya que el 89,3% se encuentra satisfecho con el Programa de Termalismo Social, según su unidad de seguimiento y evaluación, la cual está en contacto permanente con los Balnearios y con una muestra de usuarios para medir la calidad y el cumplimiento de cada una de las prescripciones técnicas contratadas.

Y un poco de historia
El Programa de Termalismo Social del IMSERSO nació en 1989 con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas mayores, incrementando su bienestar a través de la aplicación de tratamientos termales y contribuyendo, además, a la recuperación de los centros termales, que habían sido muy populares hasta la primera mitad del siglo XX.

Las personas jubiladas y los pensionistas han sido sus principales beneficiarios, ya que gracias a él han podido y pueden disfrutar de unos días al año de alojamiento, manutención y tratamientos termales a precios reducidos. Pero el Programa de Termalismo Social ha perseguido y logrado otros objetivos fundamentales desde el inicio: potenciar el desarrollo económico de las zonas en las que se asientan los balnearios, principalmente entornos rurales; contribuir a la creación y mantenimiento del empleo; facilitar la mejora y modernización de las infraestructuras y de las instalaciones de este tipo de centros; y permitir la profesionalización y especialización del personal que presta sus servicios en los establecimientos.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso