SALUD CARDIOVASCULAR

Aprende a reconocer los síntomas cardiacos

Aprende a reconocer los síntomas cardiacos

Los síntomas de ataque cardiaco son más sutiles en las mujeres que en los hombres. Como consecuencia, se hace más difícil identificar a tiempo un infarto y, por tanto, los riesgos de mortalidad se elevan. Conoce los indicios de un ataque cardiaco en la mujer.

1. Si la enfermedad cardiovascular es sólo una, ¿por qué hacer distingos entre hombres y mujeres?

Hasta hace muy poco, la Medicina en general y la Cardiología en particular ignoraba a las mujeres en los estudios científicos. A falta de datos específicos, los médicos corrían el riesgo de infratratar o de tratar en exceso a las mujeres. Por ejemplo, los síntomas de ataque cardiaco son más sutiles o diferentes en las mujeres. Como consecuencia, las propias mujeres e incluso los médicos pueden no identificar a tiempo un ataque. Eso podría explicar por qué la tasa de mortalidad tras un infarto es mayor en la mujer.

2. ¿Y qué ocurre con los medicamentos? ¿Actúan igual en los hombres que en las mujeres?

La respuesta es a menudo diferente. Por ejemplo, algunos trombolíticos (medicamentos para eliminar los coágulos o trombos que obstruyen las arterias y provocan los ataques cardiacos e ictus) actúan de forma distinta en la mujer. Si se usaran del mismo modo que en los hombres, podría aumentar el riesgo de complicaciones.

3. ¿En qué son diferentes los síntomas en las mujeres?

Tanto en hombres como en mujeres, el síntoma más común de un ataque cardiaco es algún tipo de dolor, opresión o molestia en el pecho. Sin embargo, este síntoma puede no ser agudo, ni siquiera relevante en las mujeres. De hecho, los signos y síntomas torácicos no suelen ser tan intensos en la mujer. En cambio, son frecuentes: 1) las molestias en el cuello, los hombros, la espalda y el abdomen; 2) la falta de aliento; 3) las náuseas y vómitos; 4) los sudores; 5) el mareo y la confusión; 6) la sensación de cansancio intenso...

4. ¿Qué hacer en caso de duda?

En presencia de síntomas de ataque cardiaco o ante la mínima sospecha, la mujer (y el hombre) debe llamar a urgencias inmediatamente e indicar su situación y actuar según las instrucciones que le indiquen. Por supuesto, la afectada o afectado no debe coger el coche en ningún caso.

5. Pocas personas saben que la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en la mujer. ¿Cómo no se difunde mejor esa realidad?

Muchas mujeres siguen creyendo que la primera causa de muerte en la mujer es el cáncer de mama. Tienen interiorizada la idea de que los problemas cardiacos son cosa de hombres. Incluso mujeres fumadoras, hipertensas u obesas no establecen conexión con su riesgo. El gran temor es, efectivamente el cáncer de mama.

6. ¿Cómo se vive con un alto riesgo de ataque cardiaco?

La afectada puede no ser capaz de atender su hogar, a veces ni siquiera puede pasear ni jugar con sus hijos. Algunas mujeres con ciertos tipos de enfermedad coronaria tienen muy mala calidad de vida. Ese escenario puede evitarse con tratamiento adecuado, aplicado a tiempo. Para ello el médico debe ser capaz de reconocer los síntomas.

7. ¿Qué se puede hacer para reducir los riesgos?

Los 3 consejos básicos son: evitar el sedentarismo, mantener un peso adecuado y no fumar. Las mujeres que están a tratamiento, deben tomar sus medicamentos (betabloqueantes, anticoagulantes, aspirina…), tal como les indique el médico. Por supuesto, deben controlar todos los factores de riesgo: hipertensión, tasas de colesterol y de azúcar en sangre. En cuanto a la alimentación, cuando más rica en productos frescos y sin procesar (frutas, verduras, pescados, legumbres, frutos secos...) y menos abundante en productos refinados, tanto mejor.

8. ¿Qué tipo de actividad física se recomienda?

Ser activa quiere decir subir las escaleras en vez de tomar el ascensor; caminar varios kilómetros al día (lo ideal es comprarse un podómetro e intentar dar 10.000 pasos diarios); apuntarse a clases de baile; hacer senderismo o ciclismo...

9. ¿Qué está haciendo la Medicina ahora en favor de las mujeres?

Nuevos estudios están ayudando a identificar las lagunas en el conocimiento y generando mejores tratamientos. Los médicos son cada vez más conscientes de las diferencias entre los sexos y actúan en consecuencia. En cuanto a las mujeres, toda la información es poca para prevenir esta implacable enfermedad.

Relacionados

Comentarios