Plusesmas.com

Las mujeres mayores son las más vulnerables al maltrato y violencia de género pero las que menos declaran su situación

Madrid - viernes, 28 de noviembre de 2014

Las mujeres mayores son las más vulnerables al maltrato y violencia de género pero las que menos declaran su situación

Ante un previsible aumento del maltrato hacia las personas mayores, debido al rápido envejecimiento de la población, el Imserso acaba de celebrar del 18 al 20 de noviembre unas jornadas de formación sobre los “Aspectos claves en la prevención del maltrato y la violencia de género hacia las mujeres mayores”, un colectivo en especial situación de riesgo que se ha mantenido en silencio hasta ahora.

Con el fin de detectar y prevenir lo antes posible las nuevas manifestaciones de trato abusivo y violencia en la sociedad actual, el Instituo de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) organizó recientemente tres jornadas formativas, dirigidas a profesionales, responsables de las administraciones públicas, entidades asistenciales y al público interesado en general, para tratar de delimitar las causas y características del maltrato y violencia hacia la mujer mayor, identificar los mecanismos para detectar estas situaciones y desarrollar las medidas de intervención necesarias y definir el papel de las administraciones públicas y privadas y sus profesionales en la prevención y tratamiento de las situaciones de discriminación por razón de género en las mujeres mayores.

Apertura de las jornadas
La inauguración oficial y presentación del curso estuvo a cargo de César Antón Beltrán, director general del Imserso; Blanca Hernández Oliver, delegada del Gobierno para la Violencia de Género, y Luis Martín Pindado, presidente de Unión Democrática de Pensionistas y vicepresidente 3.º del Consejo Estatal de las Personas Mayores.

Según Martín Pindado: "Si en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud, en la Declaración de Toronto, reconoce el maltrato a las personas mayores como un problema global, ya en 2002 en la Asamblea Mundial del Envejecimiento, celebrada en Madrid, se destaca cómo las mujeres mayores corren un riesgo de maltrato físico y psicológico debido a actitudes sociales discriminatorias, a la ausencia de oportunidades económicas y de recursos, a la falta de acceso a la educación o de asumir la participación en los procesos de toma de decisiones".

"Ideas arcaicas hacen de la familia la única responsable en el cuidado de la dependencia o que se entienda esta responsabilidad como la obligación de prestar directamente las ayudas requeridas para el desenvolvimineto cotidiano de la persona mayor dependiente. Unida esta idea a la ausencia de recursos para su asistencia, se hace recaer esta atención exclusivamente en un cuidador familiar que, prácticamente, en el cien por cien de los casos, es una mujer. Mujer, a la que social y culturalmente a la vez, se la responsabiliza igualmente del cuidado de los mayores, del de sus hijos y de su marido. Estas situaciones que, además, se suelen producir en un contexto de asislamiento social, de escasez de recursos asistenciales y de rentas bajas, son el caldo de cultivo para el más común de los malos tratos: aquel que a la vez que hace a la mayor víctima del maltrato, hace también víctima de alguna manera a quien lo causa, su cuidadora".

"Abordamos en estas jornadas aspectos claves para la prevención del maltrato hacia las mujeres mayores como la educación, la concienciación ciudadana, que junto a unos recursos accesibles para la atención de las mujeres mayores dependientes, son imprescindibles para prevenir y tratar las situaciones de discriminación por razón de género que conducen a su maltrato. Pero igualmente es imprescindible que la sociedad en su conjunto asuma esta realidad y trate de ponerle remedio", concluyó el presidente de UDP.

El Dr. John Beard, director del Departamento de Envejecimiento y Ciclo de Vida de la OMS, que estaba invitado a las Jornadas, no pudo asistir, pero envió un vídeo donde hizo unas breves, pero muy acertadas declaraciones sobre el tema.

César Antón Beltrán, director general del Imserso comentó a continuación: "Todos somos defensores de la igualdad entre hombres y mujeres y condenamos cualquier manifestación de maltrato o de trato diferente hacia las mujeres, de cualquier edad, pero en concreto de las mujeres mayores, pero también hay que abordar el compromiso y la sensibilización de la sociedad, y sabemos que la base de la igualdad de oportunidades está en la educación en igualdad, en todas las etapas y en todos los ámbitos de la vida".

"En los servicios sociales, casi el 80% de la atención a las personas mayores se produce en el el ámbito domiciliario, por los propios familiares, por los cuidadores externos, mediante la asistencia a los centros de día, y quizá el equilibrio esté en cómo llegar a un complemento que permita un respiro al cuidador familiar, al que se apoye con cuidadores y servicios profesionales, para que no le suponga tanta carga", declaró César Antón.

La violencia contra las mujeres mayores en España
Blanca Hernández Oliver, delegada del Gobierno para la Violencia de Género recordó en su presentación que "el 13% de las víctimas mortales de la violencia de género desde su cuantificación en España desde 2003 eran mujeres mayores de 65 años. Es algo que resulta difícil e incómodo de reconocer por los poderes públicos y la sociedad ya que en muchos países del mundo ni hay datos".

"Generalmente eran mujeres que convivían con sus agresores, que tenían una fuerte dependencia económica de ellos, y también en otros sentidos, y la mayoría de ellas eran españolas, en contra de lo que se dice en el ideario social. Es cierto que en todos los países en los que hay mayor desigualdad entre sexos, hay más casos de violencia de género en todas sus manifestaciones".

Blanca Hernández destacó la necesidad de la coordinación de todos los agentes implicados en combatir este problema, en su información y formación, porque así visibilizamos más la realidad (800 mujeres muertas desde 2003) y porque, por ejemplo, uno de los rasgos de la persona maltratada es que esta normaliza lo que le está pasando y el conocimiento de este comportamiento puede ayudar a la mejor actuación de los poderes públicos y de la sociedad. "En este sentido, me atrevo a decir que España tiene unas políticas públicas para la erradicación de la violencia de género que no las tiene ningún otro país del mundo".

El caso de Ana Orantes –la mujer de 60 años que denunció por primera vez públicamente en televisión sus 40 años de maltrato y que en 1997 fue quemada viva en el patio de su casa en una localidad de Granada– provocó una revolución legislativa que culminó en 2004 con la ley integral contra la violencia de genero.

"En el plan nacional Estrategia para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer de (2013-2016) hay un eje que habla de los grupos más vulnerables, que especialmente son las mujeres del mundo rural, que muchas veces son mujeres mayores; las mujeres con discapacidad, que en muchos casos también lo son; las mujeres extranjeras, y las mujeres mayores propiamente dichas, que según las estadísticas son las que menos declaran sufrir violencia de género".

"¿Y dónde se rompe el silencio? Pues según se ha visto en la citada Estrategia, en el ámbito sanitario y farmacológico, es decir, en los centros de salud y farmacias. Estos son los sitios a los que suelen y pueden acudir estas personas", destacó Ana Orantes.

Estrategias detección y prevención
La ponencia inaugural versó sobre la “Necesidad de actuaciones específicas para la prevención y erradicación de la violencia contra la mujer mayor” y fue impartida brillantemente por Teresa San Segundo Manuel, profesora titular de Derecho Civil de la UNED y directora del máster “Malos tratos y violencia de género”. A continuación se celebró la primera mesa redonda de la mañana sobre los “Aspectos que caracterizan a la violencia contra las mujeres mayores en España”.

La siguiente mesa redonda trató sobre los “Grupos especialmente vulnerables ante situaciones de violencia y maltrato por razón de género”. Y en ella se debatió sobre las mujeres con discapacidad y/o dependencia, las mujeres inmigrantes, las mujeres del ámbito rural y las mujeres mayores españolas en el extranjero.

La jornada del 19 de noviembre comenzó con la ponencia de José María Alonso Seco, consejero técnico del Imserso, “Detectar para prevenir: dónde y cómo se producen las situaciones de negligencia, abusos y maltrato hacia la mujer mayor”, seguida por la primera mesa redonda “Respuesta jurídica frente a los malos tratos de las personas mayores”.

Por la tarde tuvo lugar la mesa redonda “Ámbitos de detección y prevención: aspectos sociológicos, psicológicos y de seguridad", en la que se abordaron el ámbito residencial y familiar, el ámbito de la seguridad ciudadana con el “Plan Mayor Seguridad”, el ámbito de la atención psicológica y el ámbito sanitario.

La última jornada del 20 de noviembre estuvo dedicada a la mesa redonda “Acciones de sensibilización, concienciación y prevención dirigidas a las mujeres mayores", para tratar del Programa de capacitación y detección de la violencia de género en Centros de personas mayores de la Junta de Extremadura, la iniciativa de sensibilización dirigida a las personas mayores "Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género", la sensibilización en los medios de comunicación y el papel de las familias.

En la mesa redonda final, dedicada a las “Buenas prácticas en prevención e intervención”, se discutió sobre el proyecto STOP VIEW-Stop violence against elderly women in Slovenia, el programa DAPHNE y la experiencia en España y la experiencia irlandesa.

Tras un interesante coloquio, como en el resto de todas las mesas redondas celebradas, clausuró estas jornadas Francisco A. Ferrándiz Manjavacas, secretario general del Imserso, dedicadas a evitar las situaciones de maltrato, abuso o violencia hacia las personas mayores y, en especial hacia las mujeres, tanto en el entorno familiar como en el institucional, como una de las posibles claves para abordar este importante problema social tan difícil de detectar.

016: Servicio telefónico de información profesional y de asesoramiento jurídico en materia de violencia de género del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (24 horas al día, 365 días al año, gratuito y no deja rastro de la llamada). Más información en www.imserso.es.

Texto: Eva Frutos, redactora jefa de la revista Plus es más.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso