Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Soledad, qué “cara” tan dura

viernes, 31 de octubre de 2014

Me llama la atención el número de personas mayorcitas y muy mayores que viven solas: unos han perdido a su pareja, otras se han encontrado con el nido vacío… Con el tiempo, la vida da tantas vueltas… Hay gente que está sola a ratos porque los hijos y los nietos vienen y van en bandadas, y las casas y los corazones se iluminan con su presencia y se apagan cuando desaparecen.

También hay abuelas y abuelos que ansían estar solos porque el trajín de ser “repadres” los supera… Por supuesto, están los que eligieron su isla solitaria… Y más…

En general, con los años, la soledad se va instalando en la mayoría de nosotros de forma caprichosa, como las arrugas, cumpliendo una especie de ley de la naturaleza que no podemos o no queremos cambiar.

Las caras de este poliedro maldito llevan escritas infinidad de historias. Las más tristes cuentan las soledades de los que se sienten solos incluso en compañía. ¿A quién no se le ha cruzado fugazmente esta sensación alguna vez? Lo malo es que la sensación se enquiste. Mi amiga “S” lo sabe muy bien: cuando su marido la dejó, perdió el interés por sus hermanas, sus amigos… Como si no tuviera a nadie a su lado o su entorno se hubiera vuelto invisible.

Me contaba el otro día cómo logró salir de esa compleja situación. Qué fácil y qué difícil me pareció. Le costó olvidarse de sí misma y de sus problemas particulares hasta que volvió a descubrir a los demás y experimentó la satisfacción de hacerlos un poco más felices. Ahora, dedica parte de su tiempo al voluntariado, la rodea todo un mundo y no tiene tiempo de pensar en negro. Ha superado las circunstancias que la llevaron a ese estado de desamparo.

Después de un buen rato de charla, “S” insistió: “Si te sientes sola alguna vez, ten el valor de dejar tus preocupaciones aparcadas y ocúpate de las necesidades de los demás…”.
Como me lo contó ella, lo cuento yo.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso