Plusesmas.com

Blog de Demetrio Casado. Plusesmas.com

Director del Seminario de Intervención y Políticas Sociales (SIPOSO)

ABUELOS y NIETOS

martes, 10 de septiembre de 2013

En España, siguiendo una pauta internacional, el día 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos. Con ocasión de tal evento del presente año de 2013, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) publicó una nota con un decálogo de consejos relativos al cuidado de los nietos por parte de sus abuelos; ver la columna izquierda de la tabla de abajo. La SEGG ha asumido, entre otros fines (www.segg.es, 29.VIII.2013), promover la calidad de vida de las personas de edad avanzada y ocuparse de los problemas médicos y sociales que plantea el envejecimiento. Como quiera que ambos interesan a una proporción importante de los abuelos, merecen aplauso los citados consejos de la SEGG. Pero también me parece justo señalar algunos fallos. En la nota citada echo de menos: 1) la valoración de los nietos y de sus necesidades, 2) la mención de las dificultades con las que se encuentran muchos padres para su cuidado y 3) la deseable opción de las personas de edad avanzada, no sólo a la calidad de vida, sino también a la vida de calidad. Y veo también algunas deficiencias en el propio decálogo. Quiero declarar que escribo esta nota a título de abuelo viejo con disposición colaborativa.

* * *

Como quiera que el decálogo se refiere al cuidado de los nietos, debiera haberse recordado en la nota y tenido en cuenta en los consejos la valoración de los mismos en su etapa vital más demandante del cuidado de los adultos. Recordemos la que les asigna la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño -aprobada por la Asamblea General el 20 de noviembre de 1989 y ratificada por España 6 de diciembre de 1990-: “En todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del menor.” (art. 3.1)

También hubiera sido oportuno recordar que se dispone de evidencias científicas sobre las necesidades de los niños menores de tres años que avalan la conveniencia de su atención básica mediante la familia, en lo que juegan un papel complementario –o sustitutorio, en casos excepcionales- muchos abuelos.

Igualmente debiera haberse recordado que la deseada conciliación de la vida familiar y laboral choca en España con graves dificultades que los padres deben resolver por sus medios. Casualmente, el Día de los Abuelos se celebra dentro del periodo de vacaciones escolares estivales, cuya descoordinación con las laborales propician y aun obligan a recurrir en no pocos casos a la colaboración intensiva de aquellos.

En 2012, la SEGG secundó la celebración del Año Europeo del envejecimiento activo y la solidaridad intergeneracional, de modo que estaba indicado que relacionara dicho acontecimiento con el cuidado a los nietos. La Declaración del Año (Decisión nº 940/2011/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de septiembre de 2011), entre otros objetivos, postula incentivar “la participación activa en la vida familiar”, la cual puede incluir obviamente cuidar de los nietos.


DECÁLOGO de la SEGG (2013) y cometarios del autor
A la hora de asumir la tarea de cuidar a los nietos de la mejor forma posible, la SEGG recomienda a los abuelos tener en cuenta este sencillo decálogo:
1. Haz lo que puedas y no te sobrecargues de labores. Cuidar de los nietos debe ser una actividad placentera, nunca una carga o una labor que nos supere.

Comentario: Aparte de las actividades de cuidado a los nietos que procuran placer, el desempeño de ese cometido genera muchas situaciones de carga soportable y que es aceptada de grado por muchos abuelos.
2. Aprende a decir “No”. Ante tareas en las que no te veas capaz, o si tienes otros planes o compromisos, no tengas miedo de decir a tus hijos que “hoy no podrás cuidar de tu nieto”.
Comentario: Parece más propio de una relación familiar cooperativa decir: procura que tus hijos estén informados permanentemente de tu disponibilidad y de tus limitaciones.
3. No descuides tu salud. Conoce dónde están tus límites y no te olvides de tus revisiones médicas.
Comentario: Plenamente de acuerdo.
4. Ante cualquier problema o si la situación se te va de las manos, háblalo con tu hijo/a. Lo mejor será establecer unas reglas básicas y que siempre haya una comunicación fluida entre ambos.
Comentario: Plenamente de acuerdo.

5. Resérvate tu propio espacio y tiempo. Sigue practicando las actividades que tanto te gustan y disfruta de tus ratos de ocio.

Comentario: Este consejo, al absolutizar el objetivo de la calidad de vida, niega el de la vida de calidad, noble, generosa, responsable. Hubiera sido más adecuado decir: procura conciliar tu colaboración en la atención a los nietos con tus otras actividades.

6. Mantente en buena forma física, haz ejercicio, sigue una dieta adecuada y estimula tu mente.
Comentario: Hubiera sido oportuno recordar que la atención a los nietos ofrece muchas ocasiones propicias para el ejercicio físico y el mental.

7. No te sientas culpable si no eres capaz de realizar las tareas como las [hacías] antes. Debes pensar que ya no tienes ni la agilidad, ni los años que cuando tú tenías hijos y es lógico que las cosas no te salgan igual de bien o incluso que no puedas desempeñar alguna tarea, no te culpes por ello.
Comentario: Incluyo entre corchetes una palabra presuntamente omitida en el texto publicado y corrijo cierto error o errata de escritura.

8. Intenta realizar actividades con tu nieto que se adecuen a ti y que os reconforten a los dos. Debes pensar también en ti a la hora de planificar actividades, por ejemplo, llevar a tu nieto a un parque de atracciones puede ser demasiado inadecuado y estresante para ti, pero en cambio un paseo por el parque o unos juegos de mesa pueden resultar estupendos para pasar una tarde.

Comentario: Habría que dejar a salvo la satisfacción de las necesidades infantiles insoslayables, sobre todo de los bebés.

9. Pon límites. Estar con el abuelo no significa que el nieto “haga lo que le dé la gana”. Establece una serie de normas que tu nieto debe cumplir cuando esté contigo.
Comentario: Formulación aparentemente inadecuada para los bebés.

10. Disfruta de tu nieto y de los momentos compartidos con él. Intenta ver el lado positivo de las cosas y saca partido a las experiencias vividas junto a tu nieto.
Comentario: “Disfruta de tu nieto” es una locución que supone la cosificación del niño y el empequeñecimiento moral del abuelo. Para hacer mérito del valor de aquel y de la condición adulta de éste cabría decir “disfruta junto con tu nieto”.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso