Plusesmas.com

Blog de Demetrio Casado. Plusesmas.com

Director del Seminario de Intervención y Políticas Sociales (SIPOSO)

CASO CARLOS V: El Palacete seguro, asistido, accesible y ortopédico de Yuste(y II)

lunes, 10 de mayo de 2010

El visitante de Yuste que franquea la puerta del patio de acceso al palacete se topa con una construcción en forma de puente inclinado. Tal construcción es una rampa de acceso a la segunda planta de las dos que tiene el edificio. Se pensó destinar la de abajo a residencia de verano, si bien parece que Carlos V sólo utilizó la superior. Para servicio de la misma se construyó la citada rampa, pensada para salvar las limitaciones de movilidad del Emperador. Es un recurso de máxima funcionalidad, en cuanto que ofrece la posibilidad de uso a peatones, cabalgaduras, sillas de mano, literas y aun carruajes, si llegara el caso. En el tiempo de su retiro, Carlos V había desechado los caballos, excepto una “jaquilla”, prefiriendo las mulas como cabalgadura; en cuanto a vehículos, utilizaba literas y sillas de mano.
Rampa

La rampa termina y da paso a una terraza o terrado cubierto en el que encontramos un segundo recurso de accesibilidad. Se trata de un poyo o mojón de granito previsto para facilitar al Emperador su acceso a cabalgaduras, sillas de manos y literas.

Mediante la terraza se ingresa en las modestas estancias que sirvieron de última morada a Carlos V. A mano derecha, con fachada al mediodía, se ubican la sala de audiencias y la sala privada del Emperador. A la mano izquierda, se sitúan la cámara imperial y la antecámara de guardia.

En la sala privada, el visitante puede contemplar un recurso mecánico concerniente a los síntomas y secuelas de la enfermedad articular de Carlos V: es un sillón provisto de respaldo y reposapiés articulados, así como de pequeñas ruedas de hierro propias para desplazamientos interiores. Por otra parte, y según información ofrecida en las visitas que hice, el Emperador podía practicar la pesca con caña a través de la ventada de esa sala privada en el estanque sito en el jardín. (Hoy no es posible observar este dispositivo porque el estanque fue suprimido y el acceso quedó bloqueado por un balcón).


Sillón

En la cámara imperial se dispuso otro importante recurso de accesibilidad -que imitaría Felipe II en El Escorial–. Se practicó un hueco en el muro lindero con el templo del monasterio jerónimo en posición tal que permitía al Emperador ver el altar mayor desde su cama y participar desde ella en las celebraciones litúrgicas; lo que haría cuando le sobrevenían crisis de dolores articulares.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso