Plusesmas.com

Blog de Demetrio Casado. Plusesmas.com

Director del Seminario de Intervención y Políticas Sociales (SIPOSO)

CUIDAR A LOS NIETOS-DISFRUTAR A LOS NIETOS

miércoles, 30 de junio de 2010

“Les invito a disfrutar nuestra Semana Santa”. Este fue el remate de la intervención protocolaria del alcalde de un pueblo de Almería en un congreso académico, celebrado en la capital de dicha provincia hace cinco o seis años. Y hace dos años, viajando en taxi desde el aeropuerto de Asturias a Oviedo, observé la misma concepción en una entrevista radiofónica al hermano mayor de cierta cofradía religiosa de aquella ciudad; el mismo hablaba de las procesiones como actos religiosos, pero la entrevistadora no se apeaba de presentarlos como un objeto de disfrute.

En los callejeos de mi mujer y del que suscribe con nuestros nietos, éstos son motivo de conversaciones con vecinos y conocidos. En alguna de ellas, una abuela veterana nos ofreció este dictamen: “Los nietos son para disfrutarlos; pero hay que hacerlo cuando son pequeños, porque luego no quieren saber nada de nosotras”.

Acaba de publicarse un estudio sobre la dedicación de los abuelos españoles a sus nietos en comparación con los de otros doce países de la Unión Europea –principalmente del centro y del norte-[1]. La proporción de quienes realizan esa tarea en España es sensiblemente inferior a la media de los países estudiados, lo que choca con nuestro presunto mayor familismo. En cuanto a la intensidad de la dedicación, tanto en España como los otros países, se observan grandes diferencias, con predominio de horarios moderados. Pero importa al objeto de esta nota el extremo opuesto, con estas estimaciones: el 17% de los abuelos cuidadores de España lo son a tiempo completo; en el conjunto estudiado, ese valor es del 10%.

Presumiblemente y en general, los abuelos que se relacionan con sus nietos de modo esporádico tendrán escasa influencia en su crianza, primero, y en su educación, después. En el otro polo, cuando los abuelos conviven con sus nietos más que los padres, es inexcusable asumir que desempeñan la función de, como poco, cocrianza y coeducación. En cuyo caso, su relación con los nietos no puede estar centrada en el disfrute.

Sí, sí, ya sé que el dilema tiene felizmente una solución integradora. Cuando los abuelos conservan, por una parte, vocación para la crianza y para la educación y, por otra, salud y energía para tales funciones, el cuidado de los nietos es una actividad gozosa. Pero en la edad avanzada, es particularmente importante asegurarse de que: 1) el tiempo de cuidado no rebasa la capacidad de quienes lo procuran ni bloquea la deseable práctica de un estilo de vida saludable (actividad física, participación social extrafamiliar, ocio); 2) se cuenta con medios de ayuda para situaciones críticas (visitas médicas programadas, enfermedades agudas, convalecencias).

CUIDAR A LOS NIETOS-DISFRUTAR A LOS NIETOS

[1]
Nuria Badenes Plá y Mª Teresa López López, Doble dependencia: abuelos que cuidan nietos en España, Thomson Reuters, Pamplona, 2010.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso