Plusesmas.com

Blog de Eduardo Rodríguez Rovira. Plusesmas.com

Presidente del Consejo Asesor de la Fundación Edad y Vida

COPAGO 'EVITABLE' Y URGENCIAS

martes, 19 de octubre de 2010

El debate sobre el copago está abierto informalmente desde hace mucho tiempo.

Como se trata de un tema políticamente arriesgado, solamente muy pocos políticos lo abordan abiertamente, los demás no osan hacerlo públicamente aunque lo defienden en privado. Pero la opinión de una mayoría de expertos y gestores privados está a favor de su introducción con toda clase de cautelas.

Como concepto me gusta más el objetivo de moderar el consumo excesivo que el de aportar recursos a la sanidad, aunque el efecto final sea el mismo por distinto mecanismo.

El dogma de que la sanidad deba de ser gratuita es el principal argumento en contra, aunque se trata de un gran sofisma, como si hubiera de verdad algo gratuito que no lo pague el contribuyente. El otro argumento, más válido, de que no se acepta el copago porque podría obstaculizar el acceso de las personas con menos recursos a la sanidad, se ve rebatido cuando se acaba de congelar la mayoría de las pensiones. Con una inflación de más de 2%, una pensión de 600€, inferior a la media, sufre una penalización de más de 12 euros al mes, alrededor de 150€ al año. Eso sí que es un castigo, superior en la mayoría de los casos a un copago modesto. Sería preferible no congelar las pensiones y establecer un copago razonable, con toda clase de limitaciones. En el caso de las mínimas también sería preferible mantener los crecimientos por encima de la inflación, como se estaba haciendo hasta ahora, para compensar el copago. Esta era precisamente la recomendación del Informe Abril.

Creo que el copago debería establecerse ya en aquellos aspectos menos polémicos y que más beneficios pueden añadir al sistema sanitario. Por ejemplo, debería introducirse inmediatamente en los servicios de Urgencias de los Hospitales. Están sobresaturados, los recursos resultan insuficientes para atener una demanda artificialmente elevada y las verdaderas urgencias, aunque tengan prioridad, pueden sufrir retrasos y dedicación insuficiente. En algunos servicios las camas están por los pasillos. Los barómetros sanitarios recogen las motivaciones para acudir a estos servicios. Las urgencias en un elevado número de casos se han convertido en un atajo para ser tratado en los hospitales o por los especialistas. El abuso se manifiesta claramente cuando existen eventos deportivos o sociales en que disminuye drásticamente la afluencia a estos servicios..

Debería establecerse una tasa importante por la utilización de los servicios de urgencias en los casos no graves, los que evitan la ruta de acceso normal a la atención primaria o los servicios de urgencia de estos centros. Pero por supuesto hay que actuar simultáneamente en reducir los tiempos de las listas de espera.

Este copago entra en la categoría de copago evitable, ya que si no hay abuso, no hay pago. Es el más racional y muy difícilmente podría ser objetado. Podremos poner más adelante ejemplos de copagos de introducción relativamente fácil, por ser aceptables por la población, que ayuden a que el gasto sanitario sea sostenible.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso