Plusesmas.com

Blog de Eduardo Rodríguez Rovira. Plusesmas.com

Presidente del Consejo Asesor de la Fundación Edad y Vida

LA RECETA ELECTRONICA

lunes, 17 de enero de 2011

Periódicamente surgen voces reclamando la supresión del Ministerio de Sanidad, rebajándolo al nivel de una secretaría de estado o incluso una dirección general, como antiguamente, ya que “la sanidad está transferida a las CC. AA.” Afortunadamente es una opinión minoritaria –y equivocada-.

El Estado tiene competencia exclusiva sobre las “bases y coordinación general de la sanidad”, aparte de la legislación sobre productos farmacéuticos y sanidad exterior, además de la regulación de las “condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles”. Asimismo podrá “dictar leyes que establezcan los principios necesarios para armonizar las disposiciones normativas de las Comunidades Autónomas”…

Realmente sigue siendo competencia del Estado la Política Sanitaria, así con mayúsculas, habiéndose liberado de la gestión del día a día de la sanidad. Otra cosa es que la Administración Central, en sus diferentes departamentos ministeriales, abdique de sus derechos y obligaciones y por ello cada autonomía pueda campar por sus respetos.

Solamente cuando la Administración Central no toma la iniciativa en materia de Política Sanitaria las comunidades autónomas asumen lógicamente el protagonismo para cubrir necesidades en las que no puede existir laguna legal. De esta forma surgen similares, pero diferentes modelos de tarjetas sanitarias, de historias clínicas digitales, de recetas electrónicas distintas, etc.

En diciembre se aprobó el Real Decreto sobre la Receta Electrónica, válida para todos los medicamentos, comprendidos los prescritos por la medicina privada y que se aplicará en todo el territorio nacional, incluso en aquellos territorios que ya se habían adelantado con sus particulares sistemas, como Andalucía, Extremadura o Galicia.

Entre las ventajas de esta iniciativa legislativa están las de disminuir un 30 por ciento las visitas de atención primaria, reduciendo colas y aumentando el tiempo destinado al diagnóstico en vez de aspectos burocráticos, facilitar la atención farmacéutica, obviar las dificultades de los más cuatro millones de prescripciones de pacientes desplazados, agilizar la información, es decir mejorar la calidad del sistema. Y no menos importante, en momentos de crisis financiera del mismo, esta medida bajará los costes y aumentará la productividad.

Este es un buen ejemplo de por qué es necesaria la existencia de un ministerio de Sanidad.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso