Plusesmas.com

TEORÍAS DEL AMOR

Las diferentes formas de amar

Las diferentes formas de amar

Existen varias formas de amar. A lo largo de la vida entablamos diferentes tipos de relaciones: vínculos familiares, amistosos, sociales, profesionales, afectivos, amorosos, entre otros muchos. Lo mismo acontece con cada historia de amor, siempre vivida como la única y verdadera.

Cada una de estas historias de amor, las vivimos en épocas diferentes, por lo tanto nuestro estado emocional y circunstancial es también diferente. Cada uno de nosotros expresamos nuestros sentimientos de forma peculiar, nuestra manera de actuar es distinta y por lo tanto también a la hora de reaccionar ante circunstancias adversas o favorables… Pero, y a pesar de los innumerables rasgos que nos diferencian, somos, en esencia muy parecidos, lo que nos permite describir los patrones generales en los que se engloban los distintos modos de amar.

Las relaciones pueden ser abiertas o cerradas. En las abiertas se conserva y se favorece la identidad de cada miembro de la pareja, pero a su vez disfrutan entre ellos, la comunicación entre ambos es libre, sincera y espontánea. Se sustenta en la confianza y la reciprocidad y se establece un equilibrio de roles. Las relaciones cerradas, por el contrario, se basan en reducir la identidad de cada uno de los miembros para fusionarlo en uno sólo. Los roles masculino y femenino están tremendamente definidos, el afecto es rígido y posesivo, además de ser relaciones que toleran mal el cambio, por lo que en ocasiones se oponen a él.

Abraham Maslow (1908-1970), una eminencia dentro del campo de la psicología humanista, distingue entre “amor de deficiencia” y el “amor del ser”, siendo este, el ideal, no obstante es el menos practicado.

El “amor de deficiencia” trata de un amor defectuoso, imperfecto. Se espera del otro que cumpla una serie de requisitos compatibles con las expectativas que tiene de él. Es decir, que encaje con una imagen ideal, desatendiendo a las necesidades propias de cada uno, y adoptando posturas defensivas. Es el amor acaparador, interesado.

El amor del ser es aquel que promulga un equilibrio entre ambos, implica conocer y aceptar al otro con sus virtudes y sus errores. Se respeta el espacio vital de cada uno de ellos, consiguiendo una relación independiente, unidos entre sí por un vínculo maduro y sólido que les hace dar lo mejor de su ser, para establecer un intercambio recíproco, equilibrado y afectuoso. Dentro de los distintos modos de amar también se encuentra el análisis de John Alan Lee con su teoría de “The Colours or Love” (los diferentes colores de amor), en él hace referencia a los colores primarios y secundarios:

Colores Primarios

 

“ERÓTICO (eros)”

También llamado “Romántico”

→ Amor físico intenso

  • sexo y pasión de forma inmediata.
  • belleza física
  • crece con intensidad y se consume en un tiempo (Las investigaciones en este campo hablan de uno a tres años)

Pero este enamoramiento inicial puede durar más tiempo y conseguir la madurez.

“LÚDICO (ludus)”

→ amor juguetón

  • ausencia de compromisos, no hay vínculos.
  • El amor es divertido y emocionante. Sin celos.
  • No se implican, porque sino sería aburrido.
  • Pueden tener más de una relación

 

“AFECTUOSO (storge) O DE AMISTAD”

→ amor de compañero

  • comprensión pacífica y    serena
  • Gozan haciendo planes y actividades juntos en un ambiente de cordialidad y paz.
  • Con el tiempo, a veces, esta amistad se puede transformar en amor, de sorpresa. Pero si llegaran a separarse pueden continuar siendo amigos.

Colores Secundarios

 

MANÍACO (manía)

→ amor posesivo desesperado y loco

PRAGMÁTICO (pragma)

→ amor lógico

  • compatible
  • intereses comunes
  • racional
  • práctico

ESPIRITUAL (ágape)

→ amor altruista

  • desinteresado
  • subordinación
  • No hay expectativas de reciprocidad

 

El estilo de amor que caracteriza con mayor frecuencia a las mujeres es el amistoso, el lógico o el posesivo, a diferencia de los hombres que tienden más a los estilos pasionales o lúdicos. Es importante que los estilos de amor de cada miembro de la pareja se asemejen, en la medida de lo posible, para evitar la aparición de conflictos y discrepancias que no hacen otra cosa que dinamitar el vínculo.

Existen distintas formas de amar, pero son los actos de amar lo que constituyen estos estilos de amor.

Marisol Llavero R-Porrero
Psicóloga clínica

Relacionados

  • Amor, cuando el corazón late de nuevo

    Amor, cuando el corazón late de nuevo

    La necesidad de amor es un sentimiento universal y no pertenece a una franja de edad. Da igual cuál sea nuestra edad en cualquier momento el amor puede volver a nuestras vidas y encontrar un compañero o compañera de viaje.

  • El equilibrio entre amor y trabajo

    El equilibrio entre amor y trabajo

    Las dos principales tareas evolutivas de la edad adulta son el desarrollo de la intimidad (superando el riesgo de aislamiento) y de la creatividad (superando el riesgo de estancamiento)

  • Mantener el amor: el sueño de envejecer juntos

    Mantener el amor: el sueño de envejecer juntos

    La relación entre un hombre y una mujer ejemplifica la idea de que –como en casi todo lo importante de la vida– el esfuerzo y el trabajo del día a día es lo que garantiza el éxito. Sin embargo, parece que la sociedad en general acepta la falsa creencia de que el amor es algo que se mantiene por sí solo cuando es verdadero.

  • Las bases para estar enamorados toda la vida

    Las bases para estar enamorados toda la vida

    En una sociedad como la actual, en la que se producen miles de divorcios al año hay quienes logran superar los escollos de la convivencia, logrando disfrutar del amor mutuo con la alegría de compartir un destino común.

  • El amor en la jubilación

    El amor en la jubilación

    El amor en la jubilación

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso