Plusesmas.com

Habana

Habana

Aunque a simple vista parezca un Siamés oscuro, lo cierto es que hay muchos rasgos físicos, además de patrones de comportamiento, que distinguen a este gato de su antecesor.

El gato Habana hereda la forma de la cabeza típica de su antecesor, el Siamés, aunque existen algunos elementos que son sensiblemente diferentes, como su característico hocico seco y fino, su cráneo alargado, y orejas de nacimiento alto con base ancha, erectas, separadas y de aspecto triangular.

Sus bonitos ojos son ovalados y de color verde, único color aceptado en los concursos oficiales de la raza. Otro aspecto físico que les distingue del Siamés es que estos gatos muestran un moderado stop nasofrontal. Tanto su cuello como su cuerpo son bastante largos y musculosos.

En cuanto a su pelaje, este es corto, denso, apretado y brillante. Su color característico es el marrón oscuro. Sólamente requiere un cepillado diario en la dirección del pelo para conseguir mantenerlo sano y brillante.

Origen:

Este gato se obtuvo en Gran Bretaña mediante un cruzamiento entre siameses chocolate. Se fueron seleccionando los ejemplares de las camadas que reunían una serie de características, hasta dar con la estabilidad genética y formar el prototipo de gato de Habana.

Carácter:

A diferencia del Siamés, su carácter es mucho menos variable. Estos animalitos suelen ser alegres, extrovertidos e incluso un poco descarados. También son muy cariñosos con su gente de confianza y disfrutan mucho con juegos que se pueden alargar horas.

Ver otros gatos tamaño mediano
Ver otros gatos pelaje corto
Ver otros gatos de compañía
Ver otros gatos ideal para niños
Ver otros gatos ideal para familias
Ver otros gatos ideal para mayores
Ver otros gatos para vivir en casa
Ver otros gatos para vivir en el campo

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso