Plusesmas.com

CONÓCELAS

Hortensias, un mundo por descubrir

Hortensias, un mundo por descubrir

Espléndidas protagonistas del verano, las hortensias pertenecen a una gran familia botánica, las hidrangeas, que se nos revela cargada de muchas sorpresas.

Una familia formada por cien especies silvestres de las que una veintena son huéspedes habituales de nuestros jardines. La mayoría son originarias de Extremo Oriente: China, Japón, Corea, Indonesia, Filipinas. Y una pequeña parte, del continente americano. Se trata en este caso de Hydrangea serratifolia, oriunda de Chile y Argentina; H. arborescens e H. quercifolia del este de los Estados Unidos. En la actualidad existen además cientos de híbridos, obtenidos a partir de Hydrangea macrophylla. Algunos de ellos se cultivan en invernadero donde es posible adelantar su período de floración. Son las variedades que las floristerías ofrecen en cualquier época del año.

Miniaturas orientales

Aunque chinos y japoneses llevaban siglos cultivándolas, las hidrangeas no se conocieron en Europa hasta finales del siglo XVIII. Y fue gracias a dos eminentes naturalistas, Thunberg y Von Siebold, que, contratados por la Compañía holandesa de las Indias Orientales, tuvieron la oportunidad única de recorrer el imperio del Sol Naciente cuando todavía estaba vedado a los visitantes extranjeros.

Desde el punto de vista botánico, las hidrangeas constituyen una gran familia de plantas arbustivas que acoge especies perennes y caducas. Las hojas, generalmente ovaladas y dentadas, aparecen en verticilos de tres en tres. Y aunque cueste creerlo, sus auténticas flores son tan diminutas que pasan desapercibidas. Esta es la razón de que la naturaleza las haya dotado de un vistoso envoltorio de panículas o corimbos, estériles sí, pero tan llamativos como un vestido de fiesta. La misión de estas inflorescencias es atraer a los polinizadores y de paso inundar de color nuestros jardines desde los primeros días del verano.

Herederas europeas

En realidad existen tres tipos de hidrangeas. El más conocido agrupa las especies con grandes flores esféricas de color blanco, rosa o azul, llamadas popularmente hortensias en honor de Hortensia de Beauharnais, hija de la emperatriz Josefina y madre de Napoleón III. Pero hay otro tipo de hidrangeas, de flores aplanadas, a las que los ingleses llaman con acierto lacecaps, cofias de encaje, porque recuerdan a estos encantadores tocados. Están, por último, las especies trepadoras (Hydrangea anomala, H. petiolaris e H. serratifolia), que toleran la contaminación atmosférica y resultan muy útiles en jardines urbanos, así como para cubrir paredes orientadas al Norte donde otras plantas no prosperarían.

Caprichosas, pero no mucho

La mejor época de plantación es el otoño. Todas las hidrangeas necesitan suelos fértiles y profundos; húmedos aunque bien drenados, y tirando a ácidos. Un suelo pobre puede mejorarse añadiéndole un abono orgánico descompuesto: compost o tierra vegetal. Cuando la tierra contiene un alto porcentaje de cal lo mejor es plantar las hortensias en maceta. Lo más recomendable es colocarlas a media sombra, en un lugar resguardado del viento y del frío. El frío no es un problema, sin embargo, son particularmente vulnerables a las heladas primaverales, que a menudo echan a perder los primeros brotes. En verano es imprescindible que no les falte agua, sobre todo cuando el ambiente es muy seco.

Se abonan en primavera mediante un acolchado a base de compost y un fertilizante equilibrado. La clorosis, que hace amarillear las hojas y suele aparecer cuando el suelo es más bien alcalino, se corrige fácilmente con sulfato de hierro. La poda debe ser mínima si se desea una floración abundante y se realiza entrada la primavera cuando haya pasado el peligro de heladas. En las variedades de H. macrophylla que brotan desde la base lo esencial es rejuvenecer la planta y permitir que el aire y la luz lleguen al centro de la mata. Se eliminan las ramas más viejas y las que puedan haber quedado dañadas por el frío cortando dos centímetros por encima del primer brote sano. En el resto de especies no es imprescindible, basta con suprimir cada temporada las ramas secas y solo cada tres años una poda de rejuvenecimiento algo más intensa. Cualquier especie se puede multiplicar fácilmente a lo largo del verano mediante esquejes semileñosos de tallo.

Con nombre propio

Como ocurre con las grandes familias botánicas, hay una hortensia adecuada a cada circunstancia, aunque todas se desarrollan muy bien en climas costeros. Entre las innumerables variedades de H. macrophylla destacan «Europa» y «Maréchal Foch», ambas de flores globulares y tonos rosados. Aunque quien prefiera la espectacular gama de los azules, debe buscar variedades como «Blue Wave», «Général Vicom-tesse de Vibraye», «Nikko Blue», «Sea Foam» o «Lilacina». Y entre los lacecaps: «Mariesii» y «Tricolor».

Para maceta ninguna mejor que «Madame Emile Mouillère», una variedad de flores blancas con matices rosados, excepcionalmente resistente y exuberante; otra posibilidad es «Ayesha», de pétalos rizados que recuerdan a los de las lilas. Otra especie próxima pero más resistente es Hydrangea arborescens, concretamente la variedad «Annabelle».

Para condiciones muy secas la más adecuada es H. aspera o villosa con brácteas planas y el envés de las hojas aterciopelado. Y para suelos calcáreos: H. involucrata «Hortensis».

Entre las más resistentes al frío encontramos H. serrata en cualquiera de sus variedades: «Preziosa» (rosada), «Grayswood» (blanca), «Bluebird», «Blue Deckle», «Diadem» y «Miranda»; H. paniculata «Grandiflora», de color blanco marfil; e H. quercifolia, también blanca, con hojas como las del roble que se tiñen de rojo en otoño.

Pilar Gómez-Centurión

Relacionados

  • Del jardín a los perfumes

    Del jardín a los perfumes

    Sutil y evanescente, pero dotado de un mágico poder de evocación, el perfume es una impresión indeleble que se graba en lo más profundo de nuestra memoria y convierte las vivencias del jardín en recuerdos imborrables.

  • Geranios, un mundo sorprendente

    Geranios, un mundo sorprendente

    Ya sea por sus hojas perfumadas con aromas exóticos o por los matices inesperados y sutiles que colorean sus flores, las nuevas variedades de geranios son una caja de sorpresas. Por algo sigue siendo la planta más vendida en el mundo y, sin duda, la más popular.

  • Consejos para regar tus plantas correctamente

    Consejos para regar tus plantas correctamente

    Proporcionar a cada planta la cantidad de agua más adecuada es todo un aprendizaje que se adquiere poco a poco a base de observación y paciencia.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso