Plusesmas.com

Francia: tan cercana, tan distinta

Centros de vacaciones
En Francia, 450 centros de vacaciones situados cerca del mar, en la montaña o en el campo, te aguardan pacientemente. En ellos encontrarás un espíritu que combina autenticidad, buena convivencia y libertad. Lo que les diferencia de un simple hotel es sin duda la amplia gama de actividades que ofrecen a sus clientes. Tendrás a tu disposición varios tipos de alojamientos: habitación, apartamento, bungaló... En sólo alojamiento, media pensión o en pensión completa. De este modo, podrás marcharte de vacaciones con un presupuesto controlado...

- Tus vacaciones de primavera en Alpes del sur en formula todo incluido a partir de 518€ VER OFERTA


- Fin de semana relajación en una isla salvaje, los pies en el agua a partir de 99 € - VER OFERTA


- Cierre los ojos, aprovecha del aire puro… Un baño de relajación te espera para tus vacaciones en Orcières a partir de 310 € VER OFERTA


- Gastronomía, prehistoria, paisajes sublimes y castillos… Si todavía no conoce el Périgord,¡venga a visitarnos a partir de 170 € VER OFERTA

POR QUÉ NOS GUSTA...
Existe una forma diferente, familiar y a buen precio de descubir Francia.

Francia: tan cercana, tan distinta

Contraste de paisajes, deslumbrante riqueza cultural, pueblos pintorescos, macizos montañosos, lugares insólitos, tradiciones, artesanía, gastronomía… ¡y tan cerca! francia tiene todos los ingredientes para constituirse en un destino turístico imprescindible y digno de ser visitado con detenimiento.

Francia no acaba en París. Además de la tercera ciudad más visitada del mundo, el país vecino atesora un sinfín de riquezas paisajísticas y patrimoniales repartidas por todas sus regiones. Sus costas, las cordilleras de los Pirineos y de los Alpes, la campiña francesa y las ciudades repletas de cultura y tradición invitan a descubrir destinos aún desconocidos para muchos españoles a pesar de su proximidad.

Precisamente lindando con los Pirineos tenemos tres regiones de un extraordinario interés: Midi Pyrénées, Aquitania y Languedoc Rosellón . En la primera de ellas, la mayor región de Francia, puedes descubrir la extraordinaria diversidad de sus paisajes naturales: desde los Pirineos hasta el valle del Dordoña, de Gascuña hasta los desfiladeros del Tarn.

Si cruzas la frontera por el País Vasco llegarás a Aquitania , una región igualmente sorprendente: viñedos bordeleses, landas arenosas de las costas de la Región Vasca y las mesetas del Périgord. Y si lo haces desde Lleida, podrás adentrarte en Languedoc Rosellón , repleta de carácter y de luz, que se extiende hasta las soleadas playas del Mediterráneo. Posee kilómetros de playas de fina arena y, hacia el interior, escala los contrafuertes del Macizo Central y de los Pirineos.

Los paisajes de Cézanne

También al sur y bañada por el Mediterráneo, merece un buen recorrido la Provenza , donde puedes descubrir los paisajes que entusiasmaron a Cézanne. Y junto a ella, la Costa Azul, una región mágica puesta en valor en el siglo XIX por la alta sociedad europea.

Al norte de Provenza se encuentra Rhone-Alpes, una región marcada por las cumbres montañosas donde conviven las nieves, los lagos alpinos, los bosques espinosos y los caminos de senderismo. Y si lo que buscas es naturaleza en estado puro, Auverne es tu destino. Esculpido por una actividad volcánica de treinta millones de años, el paisaje auvernés está repleto de verdes montañas y gargantas salvajes. O quizás Limousin , la región del árbol y del agua, del aire libre y de las vacaciones en plena naturaleza, o Poitou-Charentes , con una magnífica costa y famosa por su turismo verde.

Para los soñadores, nada mejor que un viaje a la zona del Loira , tierras de castillos, de abadías, de iglesias románicas y de viñedos, bañada por el océano, ríos y canales. Y, como no, Borgoña, flamenca, borgoñona y luego española, tan repleta de villas ducales, castillos de tejados barnizados y pueblos encantadores.

Menos conocida, pero no menos bella, es el Franco Condado , una región entre los Vosgos y el macizo de Jura, que invita al esquí los paseos en bicicleta por sus inmensos bosques y a los recorridos por ríos y manantiales.

Otro destino impresionante es Bretaña . A tres horas de París, entrarás en un mundo aparte. Comarca de marinos y de leyendas, sus calas, playas y puertos con casas de granito, seducen en el primer encuentro. Y más al norte, Normandía , célebre por el Mont Saint-Michel, y una promesa de placeres marinos, urbanos y campesinos, y Pas de Calais , acogedora y alegre y cada vez más orientada hacia el turismo.

Empezar por los orígenes

Nunca debería faltar una escapada a los orígenes de Francia, a Picardía . Esta región del norte residencia de los francos, fue el origen del país. Salvaje en la bahía de Somme y en el parque de Marquenterre, Picardía se hace maravillosamente gótica a lo largo de las rutas de las catedrales (Amiens, Laon, Beauvais). Muy cerca, Champagne , la región de ese vino sinónimo de fiesta.

¿Y por qué no Lorena ? La frontera con Bélgica, Luxemburgo y Alemania es fuente de arte y tierra de creadores: cristal de Baccarat, instrumentos músicos de cuerda O la Alsacia , tan abierta al mundo como fiel a sus tradiciones.

Cualquiera que sea la zona elegida para tus vacaciones, maravillosas ciudades, pueblos de ensueño y paisajes espectaculares te invitarán a descubrir y redescubrir un país tan completo para visitar como cómodo para desplazarse.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso