Plusesmas.com

Cimetidina

La cimetidina es un medicamento que actúa bloqueando los receptores H2 de la histamina. Estos receptores se encuentran en unas células que recubren el estómago. Cuando la histamina se une a ellos, las células producen ácido. La cimetidina reduce la unión de la histamina a estos receptores, por lo que la producción de ácido disminuye.

Grupo

antiulcerosos, antihistamínicos H2.

¿Qué es?

La cimetidina es un medicamento que actúa bloqueando los receptores H2 de la histamina. Estos receptores se encuentran en unas células que recubren el estómago. Cuando la histamina se une a ellos, las células producen ácido. La cimetidina reduce la unión de la histamina a estos receptores, por lo que la producción de ácido disminuye.

¿Para qué se utiliza?
>Úlceras de estómago y del duodeno (parte del intestino más próxima al estómago) y en la prevención de sus recaídas.
Alteraciones debidas a la excesiva producción de ácido por el estómago, como la enfermedad de Zollinger-Ellison.
Reflujo gastroesofágico.
Acidez de estómago.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración orales (comprimidos y sobres) y parenterales (intravenosa). Su forma más habitual de empleo es la administración oral, por lo que en esta ficha no se hará referencia a las dosis intravenosas de cimetidina .

La dosis adecuada de cimetidina puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos y adolescentes
➤ Úlcera de duodeno y de estómago: 400 mg por la mañana y 400 mg al acostarse. Otra alternativa es administrar 200 mg cada 8 horas junto con las comidas y 400 mg al acostarse. Puede ser igual de eficaz una pauta de 800 mg al acostarse. El tratamiento debe prolongarse durante 4 a 8 semanas.

Dosis de mantenimiento: 400 mg por la noche.
➤ Acidez de estómago: 200 mg al iniciarse las molestias, sin sobrepasar los 400 mg en 24 horas.
➤ Síndrome de Zollinger-Ellinson: hasta 2 g al día en 5 tomas de 400 mg.

Dosis oral en niños: De 20 a 40 mg por kg de peso al día.
➤ Las formas orales se deben tomar preferentemente con las comidas o al acostarse.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis, no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.

Algunos medicamentos, como la aspirina, y algunos alimentos, como los cítricos o bebidas con gas, pueden irritar el estómago y aumentar la acidez. Evite su empleo en la medida de lo posible.

El tabaco disminuye la actividad de la cimetidina . Por ello es preferible no fumar cuando se está tomando el medicamento (sobre todo después de la dosis tomada al acostarse).

La cimetidina puede aumentar el efecto de las bebidas alcohólicas.

Este medicamento debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna enfermedad del hígado o del riñón, fenilcetonuria o depresión.

Los pacientes ancianos tiene más riesgo de presentar efectos adversos por lo que se recomienda precaución en la administración de cimetidina .

Si los síntomas no mejoran o empeoran visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a la cimetidina , ranitidina, famotidina, nizatidina y roxatidina.

Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Existen medicamentos que pueden interaccionar con la cimetidina , aunque algunos pueden tomarse simultáneamente. Algunos de estos medicamentos son los siguientes: antiácidos (almagato, magaldrato), anticoagulantes orales (warfarina, acenocumarol), antifúngicos (ketoconazol, fluconazol), bupivacaína, ciclosporina, didanosina, saquinavir, cafeína, antidepresivos tricíclicos (imipramina, mianserina), vitamina B12, teofilina, sucralfato, morfina, furosemida y metoprolol.

Informe a su médico o farmacéutico de cualquier medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de la cimetidina son, en general, poco frecuentes y reversibles con la disminución de la dosis o la suspensión del tratamiento.

Ocasionalmente puede producir: diarrea, mareo, cansancio, erupciones en la piel, impotencia, desarrollo mamario en hombres y somnolencia.

Raramente puede producir: pérdida de pelo reversible, dolor de las articulaciones, enfermedad hepática, anemia o dolor en el lugar de inyección.

La cimetidina también puede producir otros efectos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

Aunque no se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas, se recomienda no utilizar la cimetidina durante el embarazo, a no ser que no exista otra alternativa de tratamiento más segura.

La cimetidina pasa a la leche materna, y puede producir efectos como acidez de estómago o excitación en los niños que se alimentan con lactancia materna. Consulte a su médico si debe continuar con el tratamiento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Sí.
Algunas especialidades farmacéuticas orales de cimetidina pueden adquirirse sin receta médica; sin embargo, se recomienda utilizarla bajo supervisión del médico o farmacéutico.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.

No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Aliveg ®, Cimetidina Inexfa ®, Fremet ®, Gastro H2 Lesvi ®, Mansal ®, Tagamet ®.

Existen comercializadas formas genéricas de cimetidina.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso