Plusesmas.com

Aprender cantando

viernes, 12 de enero de 2018

Aprender cantando

A estas alturas de la película no creo que alguna autoridad competente decida que sería bueno recuperar aquella habitual práctica escolar de aprender algunas cosas cantando. Pero mala no era la idea, porque no solo hacía mucho más entretenido lo de memorizar, sino que también ayudaba a retener todo lo aprendido con mayor facilidad.

Posiblemente la tabla de multiplicar era la que abría el repertorio del canturreo educativo, y el resultado es que, cuando menos lo pensábamos, ya nos sabíamos de memoria la del 1, la del 2, la del 3, la del 4, la del 5… y así hasta la del 10, y difícilmente nos olvidábamos de ellas, lo que ya tenía mérito.

Ahora bien, si en matemáticas lo de aprender cantando se reducía a la tabla de multiplicar, en geografía la cosa cambiaba considerablemente, porque las opciones de aprendizaje eran más que notables. Para empezar, nada como saber dónde exactamente se encontraba nuestro país, que en eso aún andábamos algo despistado, pero casi a ritmo de «rap», o sea:

«España limita al norte con el mar Cantábrico y los montes Pirineos que la separan de Francia, al este con el mar Mediterráneo, al sur con el mismo mar y el estrecho de Gibraltar, y al oeste con el océano Atlántico y Portugal».

Qué, a que muchos aún se acuerdan de esta canción que solía «interpretarse» en el colegio, y que estoy seguro de que si en aquel tiempo los Fórmula V llegan a hacer una versión de ella, acaba convirtiéndose en el éxito más arrollador de la década.

Bueno, y con esta otra completan la cara B del disco. Atentos y a rebobinar la memoria:

«El Miño nace en Fuentemiña, provincia de Lugo; pasa por Lugo y Orense y desemboca en la Guardia, entre España y Portugal. Su afluente principal es el Sil».

Por supuesto, lo de aprender la vida y milagros del Miño también se extendía a otros ríos de entidad como el Duero, el Tajo, el Guadiana, el Guadalquivir y el Ebro. De este último aún recuerdo aquella «emotiva» canción que decía:

«El Ebro nace en Fontibre, provincia de Santander; pasa por Logroño y Zaragoza y desemboca en Amposta , provincia de Tarragona. Sus principales afluentes son el Jalón y el Segre».

Antes de que me ponga a llorar, mejor será poner punto y final a la banda sonora de nuestra escuela con una pequeña prueba de que hasta los cabos nos los aprendíamos cantando. ¿Qué no? Pues ahí va la lista:

Machichaco en Vizcaya

Ajo en Santander

Peñas en Asturias

Estaca de Bares

Ortegal y Finisterre en La Coruña

Trafalgar y Tarifa en Cádiz

Gata en Almería

Palos en Murcia

La Nao y San Antonio en Alicante

y Creus en Gerona

 

¡Así cómo no iban a salir estupendos cantantes en España! ¡Pero si parecíamos «los chicos del coro» en clase de canto!

 

José Molina

Categorías

Relacionados

Comentarios (1)

* *

*

Andrés Pérez
17 enero 2018 00:29

Ahora mismo volvería a vivir aquellos años, con sus pros y sus contras. Sin más tonterías, fuimos felices. Había seguridad y tranquilidad y aprendimos lo que no han aprendido nuestros hijos ni aprenderán nuestros nietos.

Página: 1 / 1 (1 Elementos)