Plusesmas.com

Juguetes nada tecnológicos

martes, 30 de mayo de 2017

Como tantas niñas de mi época, yo fui a un colegio de monjas, donde nos educaban para ser señoritas con una sólida cultura general y saber estar. Nos animaban a estudiar tanto como a ser buenas hijas y futuras buenas esposas y madres. Llevábamos un uniforme que tenía que estar siempre impecable y, no sé cómo, ¡lo conseguíamos!


Con las amigas, quedábamos para jugar juntas siempre que podíamos. Y queríamos ser lo más iguales posible, dentro del grupo. Por eso, solíamos pedir los mismos juguetes. En 1961 todas pedimos para Reyes un diábolo, y nos lo trajeron. Por eso estamos en la foto posando muy orgullosas cada una con su diábolo.

Categorías

Comentarios (0)

* *

*