Fiestas y celebraciones

Fiestas y celebraciones

En el pueblo el festejo más importante del año era San Miguel Arcángel, que no es el 29 de septiembre sino el 8 de mayo. Esa era la fiesta mayor, con una orquesta para el baile del santo y una tradición que se mantiene aún hoy: la víspera los cofrades repartían pan, vino y queso.

Otro momento muy celebrado, especialmente para los chicos jóvenes, era el sorteo de los quintos en enero. Los jóvenes que cumplían 20 años y se iban a ir a la mili estrenaban traje con ese motivo. Era todo un acontecimiento en sus vidas.

La Semana Santa era muy solemne. Las chicas nos vestíamos de serranas, con el traje típico regional, y cada año jóvenes «pedidoras» salían a postular o a hacer cuestación durante toda la cuaresma y hasta la Pascua de Resurrección. 

Luego estaban los ritos religiosos individuales: bautismo, eucaristía, confirmación… Las familias se esforzaban por celebrarlos lo mejor posible. Igual que ahora, los cumpleaños se celebraban en familia: con los tíos, primos…

La matanza también era un momento de reunión general, porque daba mucho trabajo y no sobraba la colaboración de nadie.

Las navidades también eran muy familiares. La mañana de Nochebuena los niños pedíamos el aguinaldo casa por casa y nos daban una mandarina, una nuez, una castaña… Después de la cena, íbamos a la misa del gallo. Y el día de Reyes siempre había algún juguetito, alguna muñeca… Nunca faltaba el regalo en el zapato, que a veces, para los niños, era una riquísima anguila de mazapán.

Artículo recomendado

Buscador gratuito de residencias

Buscador gratuito de residencias

Encuentra la residencia que encaja con tus necesidades. Puedes filtrar por preferencias, ver los servicios y fotos de cada centro e incluso contactar...

Categorías

Comentarios