Plusesmas.com

Cien años de «TBO»

Cien años de «TBO»

¡Santo cielo, cómo pasa el tiempo! Parece que fue ayer cuando estábamos deseando leer el nuevo número del «TBO» que se publicaba esa semana, y ahora resulta que, de seguir publicándose, cumpliría 100 años, lo que significa que han sido muchas las generaciones a las que este formidable semanario de humor les ha puesto una sonrisa en sus vida.

«TBO», en efecto, se publicó por primera vez el 11 de marzo de 1917 y, no sin gran esfuerzo, llegó finalmente a alcanzar una gran popularidad, hasta tal punto de que su título acabó dando nombre a cualquier revista de humor o de cómics, como bien lo reflejó el Diccionario de la Real Academia Española en su edición de 1968, al incluir en ella la entrada «tebeo». Además, hizo populares frases como «está más visto que el TBO», lo que da buena muestra de la relevancia que en sus años de vida ha tenido en la historia del cómic español… Y hasta hoy, que ya tenemos claro que «TBO»,por muchas y buenas razones, forma parte indiscutible de nuestro patrimonio cultural más entrañable y valioso.

Eso sí, a pesar del gran impacto que llegó a tener durante buena parte de su largo y fructífero recorrido, que se extendió hasta 1988, fecha de su última edición, no siempre le resultó fácil a la revista salir adelante, teniendo en cuenta que, desde su nacimiento, tuvo que sortear momentos de gran dificultad, como el estallido de la Guerra Civil, durante la cual solo se publicó en el bando republicano, y sus posteriores problemas ya durante la posguerra para volver a ser una publicación periódica en todo el territorio nacional.

Pero, por fortuna, a partir de finales de los años 40 su crecimiento fue imparable y, con él, el aumento de fieles seguidores infantiles y juveniles, entre los que se encuentra un servidor, llegando a vender más de 350.000 ejemplares en 1965. Y es que cómo no dejarse seducir por las divertidas historietas de «Josechu el vasco», «La familia Ulises», «Morcillón y Babalí», «Altamiro de la Cueva» o «Melitón Pérez», y por supuesto cómo no asombrarse con «Los grandes inventos del TBO por el profesor Franz de Copenhague», que eran verdaderamente impagables, y que no sé yo si con uno poco más de inversión en I+D hubieran podido llegar a comercializarse.

En fin, muchos buenos momentos los que millones de españoles vivimos leyendo las simpáticas historietas de «TBO», con un humor algo ingenuo visto hoy día, pero muy inteligente, lo que hace que resulte difícil no recordar la revista con mucho cariño y una agradable nostalgia.

PD

El crítico, editor y guionista de historietas Antoni Giral Conti, con la colaboración del dibujante y especialista en tebeos Lluis Giralt Llordés, ha publicado 100 años de TBO. La revista que dio nombre a los tebeos (Ediciones B), un libro editado en el amplio formato del TBO original que repasa, en sus 320 páginas y a través de miles de reproducciones gráficas, los cien años de historia de la revista, sus autores de referencia, las series más conocidas, todo ello trufado de anécdotas e información exhaustiva. Un sentido y merecido homenaje a TBO que merece la pena leer.

José Molina

Categorías

Comentarios (1)

* *

*

enrique vercher
18 abril 2018 10:25

tengo t b o antiguos tiene valor

Página: 1 / 1 (1 Elementos)