Plusesmas.com

El asombroso «pinball»

El asombroso «pinball»

Los que solían frecuentar los salones recreativos —perdón, los «billares», para simplificar el término y entendernos mejor— seguro que se quedaron atónitos el día que entraron en uno de ellos, hacia finales de los años 60, y de pronto descubrieron una máquina «sicodélica» que emitía unos ruidos extraños y unos constantes destellos de luz.

Acostumbrados como estaban a escuchar solo el ruido de los futbolines o el del taco golpeando a las bolas en el billar, griteríos al margen del personal de la salón, es probable que aquello les pareciera como recién llegado de otra galaxia, quizá de la «tercera fase», aunque para saber algo de este fenómeno tal vez habría que esperar a 1977, año de estreno de la película de Spielberg. Por eso, es posible que la primera pregunta que alguno de ellos le hiciera al encargado del local fuera: «Pero ¿y esto?». «¿Esto qué», contestaría de inmediato el encargado, a lo que el aturdido chico respondería: «Pues esto, esta máquina nueva que hay aquí». «Esto, chico, es un “pinball”», volvería a contestarle el encargado, provocando de nuevo la sorpresa del joven: «¿Pin… qué?». «”Pinball”. ¿Es que nunca has oído hablar de ella», espetaría el encargado. Respuesta del joven: «Pues no. ¿Y cómo se juega»…

Hasta aquí la supuesta conversación, que se podría alargar eternamente y nos dejaría sin tiempo para seguir. Así que vamos a ceñirnos al dichoso «pinball» que, desde luego, fue una auténtica revolución en el apasionante mundo del juego. Por cierto, por si alguno no se acuerda, bueno será constatar lo que a propósito del mismo dice nuestra Biblia de cabecera, o sea, Wikipedia: «El pinball, flipper, petacos o milloncete es un juego de salón mecánico, electromecánico o electrónico a base de una bola impulsada por un resorte que corre por un tablero con diversos diseños ornamentado con diversos componentes electrónicos cuyo contacto con la bola otorga cierto puntaje al jugador, la bola era re-proyectada dentro del tablero por unas paletas o flippers. Fue un juego juvenil muy popular entre las décadas de los 1960 y 1970 en tabernas, clubes, heladerías y en casinos en diversas partes del mundo y hoy por hoy sus máquinas forman parte de coleccionistas de estos juegos de salón».

José Molina

Categorías

Comentarios (0)

* *

*