Plusesmas.com

«Congratulations», Cliff

«Congratulations», Cliff

Desde luego, tuvo guasa la cosa. Me explico: la primera vez que ganamos Eurovisión, o sea, en 1968, con el famoso «La, La, La» que interpretó Massiel, va y en España arrasa la canción que quedó en segundo lugar. Sí, no hace falta recordarlo, «Congratulations», que cantaba un británico llamado Cliff Richard, que aquí muy pocos conocían aún, y que, según todas las encuestas, era el gran favorito para ganar el Festival, sobre todo porque «jugaba en casa». En Gran Bretaña, además —por hacer un breve inciso de carácter informativo—, era toda una celebridad, especialmente tras su triunfal carrera junto al grupo The Shadows, de los que curiosamente se separó en 1968. ¡Pues ya podía haber esperado un poco más!

Y a lo que íbamos. Especulaciones al margen sobre si hubo o no tongo en Eurovisión, algo que por lo demás nadie ha logrado probar aún, aunque mucho se habló de ello, lo cierto es que el tal Cliff la armó gorda en nuestro país con su canción, porque no había joven —especialmente si era chica— que se preciase que no se comprara el disco —la cara B, por si hay por ahí algún desmemoriado, contenía el tema «High ‘N’ Dry»— y que no se la supiera de memoria. De hecho, vendió más discos que la propia Massiel y su «La, La, La» y, por si fuera, incluso llegó a grabar una versión en español de «Congratulations», que también arrasó en las listas de ventas e hizo que aquí lo tuviéramos hasta en la sopa.

¡Ya es mala suerte, desde luego! Pero, claro, es lo que tenía ser un veinteañero bastante guapetón, que volvía locas a las jovencitas, con aires de chico moderno y con una pinta de ser un tipo muy simpático y que, además, cantaba inglés, lo que entonces empezaba a puntuar el doble. Así cómo iba a competir Massiel con él, por mucho que en sus actuaciones la acompañase el trío «La, La, La», y por mucho que nos siguiera encandilando con canciones como «Rosas en el mar» y «Aleluya».

Por suerte para ella, y para otros potenciales competidores, el efecto Cliff Richard no tardó mucho en desinflarse en nuestro país. Al menos dejó de tener el «efecto devastador» que había alcanzado gracias a «Congratulations», aunque continuó siendo un cantante famoso, que de vez en cuando se descolgaba con alguna canción de éxito, como «Marianne» o«Don’t Forget To Catch Me», pero sinceramente ya no era lo mismo, ¿o me equivoco?

José Molina

Categorías

Comentarios (0)

* *

*