Plusesmas.com

Del pasodoble al rock

viernes, 5 de mayo de 2017

Del pasodoble al rock

Mientras éramos pequeños, los niños y las niñas sí jugábamos juntos alguna vez, pero al llegar a la adolescencia, cuando ya empezábamos a ser mocitos y mocitas, dejábamos de mezclarnos: había que andarse con cuidado.

Las primeras ocasiones de bailar, de alternar los chicos con las chicas, eran los bailes del pueblo, que había casi todos los domingos, o luego en las fiestas, en las que había más días seguidos para divertirse. Ahí lo que sonaba sobre todo eran pasodobles.

En los años 60, sobre todo en las ciudades, empezaron a ponerse de moda los guateques. Eran fiestas en casa de alguien, normalmente con permiso de los padres del anfitrión. Se hicieron muy habituales para celebrar los cumpleaños, aunque en realidad eran una de las pocas ocasiones de reunir a chicos y chicas.

Se ponía la música en el picú, y siempre había alguno que no podía bailar porque le tocaba encargarse de «pinchar». El ambiente era más íntimo y se podía «bailar agarrado»… Eso sí, la iniciativa siempre tenía que ser de los chicos. Ellas esperaban pacientemente.

En esos guateques sonaban las canciones románticas de Los Platters, pero también conocimos el pop y el rock, de la mano de grupos españoles que resultaban rompedores, como Los Mustang, Fórmula V, Los Diablos…, que surgieron en España siguiendo la estela de Elvis y los Beatles (algunos hacían versiones en castellano de sus canciones) y a los que disfrutábamos más porque entendíamos las letras. Contribuyeron a que cambiara un poco la sociedad.

Categorías

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*