Plusesmas.com

La música

lunes, 24 de abril de 2017

En nuestra generación se produjo una ruptura en lo que a gustos musicales se refiere. A nuestros padres les gustaba la misma música que a nuestros abuelos; sin embargo, a nosotros no nos gustaba toda la música de nuestros padres, ni a ellos toda la nuestra. Coincidíamos en algunas canciones, pero teníamos nuestra propia música. En este sentido, podría decirse que, de entre las muchas formas posibles de clasificar las canciones, está la de agruparlas según si quien las canta es mucho mayor que tú, de tu misma edad o mucho más joven. Dicho de otra forma: dependiendo de si quienes las cantan podrían ser tus padres (o madres), tus amigos (o amigas) o tus hijos (o hijas).

Cuando tenía alrededor de los 18 años, entre las canciones de padres me gustaban los boleros de Antonio Machín y Los Panchos y las rancheras de Pedro Infante y Jorge Negrete. Entre las canciones de amigos, la lista sería interminable. Para hacerla corta, citaré sólo una cantante, un dúo y dos grupos: Marisol, el Dúo Dinámico, Los Brincos y The Beatles.

Respecto a las canciones de hijos, ya sobrepasan el límite temporal de este libro.

Si en lugar de hablar de edades habláramos de situaciones, podría decir que Flamenco, de Los Brincos, es la canción que mejores recuerdos me trae. El rock de la cárcel, de Elvis Presley, la que siempre me provoca ganas de bailar. Corazón contento, de Marisol, la que me pone de buen humor cuando la escucho. Resistiré, del Dúo Dinámico, la que me levanta el ánimo cuando está decaído. Y Yesterday, de The Beatles, la canción que, posiblemente, más veces haya escuchado a lo largo de mi vida.

Categorías

Comentarios (0)

* *

*