Plusesmas.com

«Archie y sus amigos»

«Archie y sus amigos»

En lo que a series animadas de TV se refiere, estaba claro que, allá por los años 60, los más pequeños éramos fans incondicionales de «Don Gato», «Popeye el Marino», «Lindo Pulgoso», «Los osos montañeses», «Tom y Jerry», «Magila el Gorila», «Los Supersónicos», «La Hormiga Atómica», «El Pájaro Loco», «El Oso Yogui», «Scooby Doo»… y, por supuesto, de las aventuras de todos los personajes de los «Looney Tunes», y seguramente de alguna que otra que ahora mismo no recuerdo. Y todas ellas siguieron gustándonos aunque fuéramos cumpliendo años y, poco a poco, dejáramos de ser «los más pequeños».

Pero, claro, a medida que fuimos creciendo e, inevitablemente, rozando la adolescencia o incluso sumergiéndonos en ella, a nuestro catálogo de series animadas, que a esas alturas eran las menos, se fueron añadiendo otras que nos parecían más adecuadas a nuestra edad y, por ende, a nuestros gustos, preocupaciones e intereses de entonces, que eran muchos y todavía algo confusos. De ellas, resulta difícil olvidarse, o quizás algunos se hayan olvidado, de «Archie y sus amigos», de la que curiosamente no hace demasiado se ha estrenado una versión con personajes «inanimados» titulada «Riverdale».

Pues bien, a lo que íbamos, basada en un popular cómic creado por John L. Goldwatr, Vic Bloom y Bob Montana, la serie contaba las aventuras de Archie y sus amigos, o sea, Verónica, Betty, Jughead (Torombolo, en la versión española) y Reggie (Carlos, ibíd.) —añádase si se quiere a Hot-Dog, la mascota—, un grupo de adolescentes que, además de ir juntos al instituto, forman una banda de pop-rock. Por eso, a los enredos propios de su edad, entre los que no podían faltar los amorosos, se añadían los musicales, que hacía que la serie estuviera salpicada de canciones a modo de «videoclips» animados, que realmente nos encantaban.

Algunas de esas canciones, como «Sugar, Sugar», «Who's Your Baby?», «Bang-Shang-A-Lang», «Jingle, Jangle», se hicieron muy populares y hasta consiguieron que, por primera vez, una serie de dibujos animados llevara sus temas musicales a las listas de éxitos. De hecho, la primera, «Sugar, Sugar», en 1969 fue n.º1 en EE UU y en otros países, desbancando a otros grandes grupos del momento, como los mismísimos Beatles.

Con esas, hasta «The Archies» —tal era el nombre del grupo en la serie— terminaron por convertirse en una famosa banda ficticia de «bubblegum pop» —ahora me entero que se llamaba así—, «un género musical —según consta en Wikipedia— de la música pop de carácter melódico y ritmo animado —esto si que le iba que ni pintado—, comercializado para atraer a los preadolescentes y adolescentes». Pues dicho queda para rematar este sucinto recuerdo de aquella serie de animación «preadolescente» que tanto nos gustaba... a algunos.

 José Molina

 

Categorías

Comentarios (0)

* *

*