Plusesmas.com

TVE, más de 60 años

TVE, más de 60 años

El 28 de octubre de 1956 —o sea, hace más de 60 años— comenzaron las primeras emisiones de TVE desde la legendaria sede madrileña del Paseo de la Habana, inaugurada a bombo y platillo por el entonces ministro de Información y Turismo, D. Gabriel Arias-Salgado, que en su intervención dejó una frase para la historia: «Hoy, día 28 de octubre, domingo, día de Cristo Rey, a quien ha sido dado todo poder en los Cielos y en la Tierra, se inauguran los nuevos equipos y estudios de la Televisión Española». ¡Memorable!

Por lo demás, como recalcaba la edición del periódico «ABC» del día 30, el primer programa consistió, amén de la retransmisión de la primera misa oficiada en directo, en «un trabajo dedicado a Santa Clara, Patrona de la televisión española, transmitiéndose después un documental del No-Do, titulado “Blancos mercedarios”; el documental  “El Greco en su obra maestra”, y el titulado “Veinte años de vida española”. Después actuaron los Coros y Danzas del distrito de La Latina, de Madrid; los del grupo provincial de la capital, la orquesta de Roberto Inglez, los Coros y Danzas de Málaga y el pianista José Cubiles».

Se completaba así un primer programa muy «prometedor y estimulante», al que por desgracia muy pocos tuvieron acceso, básicamente por dos razones: en primer lugar, porque la señal solo alcanzaba un radio de 60 km alrededor del estudio de grabación, lo cual significaba que apenas si podían verla residentes en Madrid; y en segundo porque, visto lo visto, apenas si se habían vendido 600 televisores, teniendo además en cuenta que, por aquellas fechas, un receptor de televisión rondaba las 30.000 pesetas, lo que para aquel entonces era una cantidad más que considerable.

Fallos técnicos y problemas de otra índole al margen, por lo menos, ya había televisión en nuestro país, aunque bien es cierto que había llegado con un poco de retraso al horario previsto. Algunos, los más pesimistas, pensaban incluso que jamás lo haría porque, como en el cuento de «Pedro y el lobo», hacía ya tantos años que venían avisando de su inminente llegada, que empezaban a dudar de que algún día se hiciera realidad. De hecho, ya desde 1947 hasta Lolita Garrido, una de las grandes estrellas de la canción de la época, venía avisando del acontecimiento, cuando cantaba aquello de:

«La televisión, pronto llegará.

Yo te cantaré y tú me verás.

La televisión, pronto llegará.

Yo te cantaré y tú me verás».

 

¿Era o no era un aviso claro? Y además se atrevía a adelantar algunas de las ventajas de tener televisión, cuando después del estribillo señalaba:

«Vísteme bien mamá, vísteme bien,

vísteme bien que voy a transmitir,

que no hace falta tener buena voz,

hay que lucir bastante el figurín».

[Estribillo]

Y seguía recalcando:

«Cuando yo salga en la televisión

a pedacitos no voy a alcanzar,

y de muchachos yo tendré un montón

porque mi tipo es muy resabrosón».

[Estribillo]

 

Por supuesto, a Lolita Garrido muchos pudieron verla actuar en televisión en numerosas ocasiones, aunque aún habría que esperar un poco porque, durante un tiempo, la programación fue bastante elemental. Apenas si se emitían tres horas diarias, sin contar con el tiempo dedicado a la Carta de ajuste, y su contenido consistía esencialmente en material filmado, que solía nutrirse de documentales ofrecidos por la Embajada de Estados Unidos, y programas realizados en directo en los modestos los estudios del paseo de La Habana de Madrid. Y hasta hoy…

Desde luego, hay que reconocer que, a lo largo de estos más de 60 años, mucho ha dado de sí este «invento audiovisual» que revolucionó los hogares de los españoles y que, con el tiempo, se ha convertido en un miembro más de la familia, aunque con la ventaja de que, si no te interesa lo que dice, en lugar de discutir con él, coges el mando y cambias de canal, lo cual es mucho más práctico y razonable. Así que, aunque con retraso, como ella llegó a su cita, ¡muchas felicidades, TVE! ¡Y que cumplas muchos más!

 José Molina

Categorías

Comentarios (0)

* *

*