Julio Anguita: no todos los políticos son iguales

Julio Anguita: no todos los políticos son iguales

Su corazón ya le había avisado en varias ocasiones y por eso dejó la política para dedicarse a su profesión de siempre, la de profesor. ¿Un político que renuncia a la paga vitalicia de exparlamentario y que opta por volver a la enseñanza en lugar de pasar por el aro de las puertas giratorias? No todos los políticos son iguales y así nos los demostró Julio Anguita.

Julio Anguita, una leyenda muy real

"Tengo una pensión de 1.848 euros, un Seat León y un ordenador. ¿Para qué más?" Estas palabras de Julio Anguita reflejan que estamos ante una persona que mantuvo su coherencia durante toda su vida. Un hombre que se ganó el respeto de los suyos y de todos, un político de otro nivel, del más alto nivel, de ese nivel que esperamos todos los ciudadanos.

Aunque Julio Anguita nació en Málaga, su vida siempre estuvo ligada a Córdoba, ciudad de la que fue alcalde. Entró en el Partido Comunista de España en el año 72, una época todavía difícil para el pluralismo ideológico. Y siguió en esa línea roja hasta que se convirtió en el Coordinador General de Izquierda Unida. El "califa rojo", como le llamaban, nos dio lecciones de política de altos vuelos hasta el año 1999.

Se retiró de la política por motivos de salud, por entonces su corazón ya le había dado algún susto. Y dejó a todos con la boca abierta cuando renunció a su paga vitalicia como diputado y volvió a su trabajo como docente en un Instituto de Córdoba. Desde el 2004 vivía una discreta vida de jubilado pero seguía siendo una voz autorizada en la actualidad del país.

Porque resultaba imposible no escuchar lo que Julio Anguita tenía que decir. Su discurso coherente y con sentido común no abunda en los lares de la política y mucho menos el diálogo cargado de respeto. En su despedida sí hay acuerdo por encima de los colores y de las siglas. Todos echaremos de menos su saber estar, pero sobre todo su lucha para conseguir un mundo más justo, más igualitario y más libre.

Categorías

Comentarios (1)

Montse perpiñan Martinez
20 mayo 2020 11:54
Descanse en paz señor Julio, gran persona ,gran politico ,todos deberian aprender de él

Página: 1 / 1 (1 Elementos)