Plusesmas.com

REMEDIOS CASEROS

5 trucos de jardinería que posiblemente desconocías

5 trucos de jardinería que posiblemente desconocías

¡Adiós a los productos químicos para el cuidado del jardín! Toma nota de estos 5 trucos de la abuela con productos 100% naturales que seguramente encontrarás en tu cocina.

Estiércol de ajo

El ajo es un excelente repelente contra los áfidos y contra el moho, y, además, también es eficaz para combatir el mildiú polvoriento o el virus de la hoja blanca, que a menudo afecta los viñedos y los rosales y también es frecuente en los huertos. Para un uso óptimo, debes preparar estiércol de ajo. Para ello, deja cocer a fuego lento 1 litro de agua. Pela 3 dientes de ajo y échalos al agua. Retira del fuego y deja reposar durante 12 horas antes de filtrar. Vierte la mezcla en un spray y rocía sobre las hojas. Aplica también a nivel de los pies de las plantas. Cuidado: el estiércol de ajo solo se puede usar dentro de las 72 horas posteriores a la preparación.

El café molido, un fertilizante ideal para los rosales

Los posos de café se utilizan para ahuyentar a los insectos de las hojas y las flores, pero son menos conocidos por estimular el crecimiento de las rosas. Sin embargo, este producto natural es un fertilizante eficaz para las rosas, y es que el nitrógeno en los posos del café contribuye al crecimiento de las rosas. Los posos de café también contienen fosfato que participa en el desarrollo de las raíces. Distribuye regularmente un poco de café molido al pie de las rosas y asegúrate de que se mezcle bien con la tierra para poder disfrutar de los beneficios de este producto 100% natural.

Jabón negro y jabón de Marsella

El jabón de Marsella y el jabón negro son productos efectivos para repeler insectos, como la cochinilla, los pulgones y los trips, que devastan los jardines. La preparación para pulverizar en las plantas consiste en 150 g de jabón negro o jabón de Marsella diluido en 1 litro de agua.

Cáscaras de huevo

¡No vuelvas a tirar las cáscaras de huevo! Estos son productos esenciales para la jardinería. Muévelas y espárcelas en las plantas para evitar que los caracoles y babosas las aniquilen.

Almidón de patata

El almidón de patata es un repelente natural de plagas. Totalmente inocuo para los humanos, el almidón de patata ahoga los trips, los áfidos, las arañas rojas y las moscas blancas de los invernaderos que devastan los jardines. Debes disolver 30 g de almidón de patata en 1.25 litros de agua caliente. Vierte la preparación en un spray y agrega 1 cucharada de líquido para lavar platos. Agita todo para mezclar bien y rocía sobre las plantas.

Comentarios (0)

* *

*