Remedios caseros para cremalleras estropeadas

Remedios caseros para cremalleras estropeadas

Seguro que en alguna ocasión te habrás quedado con el cursor de la cremallera en la mano.

Si eres de esas personas que tiende a tirar demasiado fuerte para cerrar una mochila o tu propia chaqueta, es bastante probable que el cursor de la cremallera haya acabado por los suelos en alguna ocasión.

En estos trucos de la abuela te enseñaremos a solucionar dos problemas con la cremallera.

¿Y si nos quedamos sin tope inferior de la cremallera?

En caso de que te hayas quedado sin el tope inferior, tienes dos opciones: comprar uno de estos topes en un comercio o buscar alternativas como un pedazo de tela.

Si has decidido comprar un nuevo tope, colócalo y apriétalo con unas pinzas o unas tenazas.

Si por el contrario prefieres recurrir a un pedacito de tela, dale unas puntadas con hilo grueso para que el cursor no se vuelva a caer.

¿Y si el cursor de la cremallera se ha salido?

En caso de que el cursor se haya salido de la cremallera aun teniendo el tope inferior perfectamente colocado, haz un pequeño piquete entre los dos dientes inferiores del lado del que se salió el cursor.Es decir, trata de mover con una aguja los dientes existentes de forma que cubran el hueco del diente roto y que encajen de nuevo unos con otros. 

Artículo recomendado

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

Un regalo original y solidario para vuestro aniversario de boda

¿Por qué no apostar por un regalo diferente y especial en tu aniversario de boda? Este año sorprende a tu pareja con Regalo Azul de UNICEF, un regalo con el...

Relacionados

Comentarios