Plusesmas.com

Terapia de resincronización cardíaca

Terapia de resincronización cardíaca

 La insuficiencia cardiaca es un síndrome generalmente provocado por una disminución en la capacidad de contracción de los ventrículos.

¿En que consiste la terapia de resincronización cardiaca?

La insuficiencia cardiaca es un síndrome generalmente provocado por una disminución en la capacidad de contracción de los ventrículos. Sin embargo, en algunos pacientes con insuficiencia cardiaca, los ventrículos no solo se contraen poco, sino que además lo hacen de manera desordenada (desincronizada). Es fácil imaginar que si además de contraerse poco, se contraen desincronizadamente, el rendimiento de la función cardíaca se empobrece aún más, empeorando la insuficiencia cardíaca. La terapia de resincronización cardíaca persigue solucionar los problemas de desincronización intrae interventricular mediante marcapasos que estimulan ambos ventrículos, el derecho y el izquierdo, (marcapasos biventriculares) para que ambos se contraigan de manera simultánea, solucionando así el problema. El marcapasos biventricular consigue, de esta manera, mejorar los síntomas de insuficiencia cardíaca. Si se combina con el uso del desfibrilador (defibrilador-resincronizador) permite tratar arritmias potencialmente malignas que en ocasiones coexisten en el paciente con insuficiencia cardiaca.

¿Quiénes son candidatos para recibir esta terapia?

Los candidatos a recibir esta terapia son los pacientes que padecen insuficiencia cardíaca grave que además presentan signos de desincronía intraventricular. Estos signos se pueden sospechar simplemente mediante un simple electrocardiograma, ante la presencia de trastornos de la conducción intraventricular como el bloqueo de rama izquierda, y se confirman mediante ecografía cardíaca.

¿Cúal es el procedimiento de implante del dispositivo de resincronización?

El procedimiento del implante de un marcapasos biventricular es muy similar al de un marcapasos convencional. Generalmente se realiza bajo anestesia local durante casi todo el procedimiento. Durante el implante se colocan, a través de la vena subclavia, un electrodo en la aurícula derecha y dos electrodos en los ventrículos: uno convencional en el ventrículo derecho, y uno especial en el ventrículo izquierdo, al que se accede a través del sistema venoso cardíaco (seno coronario y sus ramas). Estos electrodos quedarán alojados permanentemente en su localización definitiva, conectados al marcapasos que a su vez se implanta debajo de la piel en la región infraclavicular derecha. La recuperación de la intervención es rápida y permite el alta hospitalaria en dos o tres días. Cuando se agotan las baterías, aproximadamente cada seis años, es necesario sustituir el marcapasos.

¿Puedo llevar una vida normal tras la implantación del dispositivo de resincronización?

Los pacientes que llevan un marcapasos biventricular pueden hacer una vida prácticamente normal. Únicamente deben seguir revisiones específicas cada tres o seis meses y seguir una pocas precauciones que les serán comunicadas por sus médicos.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso