Plusesmas.com

Acenocumarol

Es un medicamento anticoagulante que previene la formación de coágulos o trombos en la sangre actuando sobre la vitamina K. No es capaz de disolver los coágulos ya formados pero impide que aumenten de tamaño.

Servicio de Farmacia hospitalaria CLINICA UNIVERSIDAD DE NAVARRA

Grupo

Anticoagulantes

¿Qué es?

El acenocumarol es un medicamento anticoagulante oral que previene la formación de coágulos o trombos en la sangre, actuando sobre la vitamina K. No es capaz de disolver los coágulos ya formados pero impide que aumenten de tamaño.

¿Para qué se utiliza?

Trombosis venosa profunda y tromboembolismo pulmonar (formación de trombos en el pulmón).
Prevención del tromboembolismo asociado a prótesis en las válvulas del corazón, y a otros problemas cardiacos.
Prevención de problemas secundarios a un infarto de miocardio.

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas formas de administración oral (comprimidos).

La dosis adecuada de acenocumarol puede ser diferente para cada paciente.Ésta depende del tiempo de coagulación o tiempo de protrombina. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.

Dosis oral en adultos: Inicialmente se administran de 8 a 12 mg el primer día y de 4 a 8 mg el segundo. El tratamiento de mantenimiento es de 1 a 8 mg al día, dependiendo de los valores del tiempo de protrombina del paciente.

La dosis de acenocumarol debe administrarse todos los días a la misma hora.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique ya que podría aumentar el riesgo de sangrados y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.
La administración simultánea de medicamentos administrados mediante inyección intramuscular puede causar hematomas por lo que, en general, está contraindicado.
Este medicamento debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades y situaciones clínicas: hemorragias, problemas de absorción gastrointestinal, enfermedad del hígado o del riñón, cáncer, infecciones, fiebre, intervenciones quirúrgicas o parto reciente, hipertiroidismo o enfermedades del corazón.
En caso de presentar hemorragia, debe suspenderse inmediatamente el tratamiento con acenocumarol y consultar a su médico.
Es muy importante que su médico le realice análisis de sangre periódicamente para medirle el tiempo de protrombina y recetarle la dosis de acenocumarol que le corresponda.
Debe llevar una identificación visible en la que conste que está tomando este medicamento.
Mientras tome acenocumarol debe evitar practicar deportes o actividades que sea fácil sufrir una herida, un traumatismo o un corte. En caso de que se produzcan consulte a su médico.
El acenocumarol interacciona con un gran número de medicamentos. Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento, incluidos los medicamentos para el dolor como el ácido acetilsalicílico (aspirina) o el paracetamol.
Debe evitar el consumo de alcohol ya que puede modificar la acción anticoagulante de este medicamento.
No conviene variar su dieta habitual, ya que podría afectar a la acción del medicamento. Siga una dieta variada y no tome suplementos vitamínicos sin consultar con su médico. No tome grandes cantidades de alimentos ricos en vitamina K como carne, leche y sus derivados y verduras de hoja verde (como lechuga, espinacas, col o brócoli).
Al suspender el tratamiento con acenocumarol, debe continuar con las mismas precauciones durante un tiempo que será determinado por su médico según la dosis que tome al día.
Debe realizarse un especial control médico cuando se administre acenocumarol a pacientes ancianos.
Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a este medicamento o a alguno de sus componentes. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En caso de presentar una de las siguientes enfermedades: endocarditis bacteriana (infección de la membrana que recubre el corazón), hipertensión arterial grave, aneurisma de aorta, úlceras o sangrados gastrointestinales, genitourinarios o del tracto respiratorio.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

El acenocumarol interacciona con un gran número de medicamentos, entre los que se encuentras antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno, diclofenaco), paracetamol, anticonceptivos orales, antiarrítmicos (amiodarona) y diferentes antibióticos (ciprofloxacino, eritromicina, claritromiciona, cloranfenicol, tetraciclinas), entre otros.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, poco frecuentes pero pueden ser importantes. Ocasionalmente puede causar hemorragias menores, presencia de sangre en la orina y en las heces, manchas rojas en la piel y molestias digestivas como nauseas, pérdida de apetito, diarrea o calambres abdominales.
Raramente puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

El acenocumarol, como otros anticoagulantes orales, atraviesa la placenta y puede producir efectos adversos graves en el feto como hemorragias y aborto espontáneo. En general, no se debe utilizar durante el embarazo por presentar un riesgo importante para el feto. En el caso de ser necesario administrar tratamiento anticoagulante durante el embarazo, se recomienda administrar heparina, ya que ésta no atraviesa la placenta.
El acenocumarol es excretado en pequeñas cantidades en la leche materna. Generalmente, en las madres que necesitan tratamiento anticoagulante se prefiere la utilización de warfarina o heparina, debido a que éstos fármacos no pasan a la leche materna. No obstante, deberá consular a su médico si debe recibir este medicamento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Sintrom®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso