Plusesmas.com

Aspirina C®

Aspirina C® es un medicamento que contiene en su composición dos sustancias activas, ácido acetilsalicílico y ácido ascórbico (vitamina C).

¿Qué es?

Aspirina C® es un medicamento que contiene en su composición dos sustancias activas, ácido acetilsalicílico y ácido ascórbico (vitamina C).
El ácido acetilsalicílico impide la formación de prostaglandinas en el organismo, ya que inhibe a la enzima ciclooxigenasa. Las prostaglandinas se producen en respuesta a una lesión, o a ciertas enfermedades, y provocan inflamación y dolor. El ácido acetilsalicílico reduce la inflamación, la fiebre y el dolor.
El ácido ascórbico (vitamina C) interviene en la formación del colágeno (constituyente principal del tejido conjuntivo, del cartílago y del hueso), en la síntesis de hormonas esteroideas, en el metabolismo de lípidos y en la absorción y metabolismo de algunos fármacos. Tiene influencia sobre la actividad de los leucocitos, macrófagos, la respuesta inmune, la cicatrización de heridas y las reacciones alérgicas.

¿Para qué se utiliza?

➤ Dolor leve a moderado, como dolores de cabeza, dentales o menstruales.
➤ Fiebre.

¿Cómo se utiliza?

En España Aspirina C® existe comercializada para su administración oral en forma de comprimidos efervescentes. La dosis adecuada de Aspirina C® puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Dosis oral en adultos: 1 comprimido efervescente cada 4 ó cada 6 horas.

Si padece una enfermedad del hígado, del riñón o del corazón puede requerir una dosis menor. Consúltelo con su médico. Para su correcta administración deberá disolver el comprimido efervescente en medio vaso de agua, inmediatamente antes de su toma.
Conviene administrarlo junto con las comidas para prevenir molestias en el estómago.

¿Qué precauciones deben tenerse?

En caso de padecer enfermedades que afecten al hígado, al riñón, al corazón o a los pulmones, úlcera de estómago, diabetes, gota o antecedentes de asma debido a la toma de salicilatos u otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, consulte a su médico antes de tomar este medicamento.
Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.
No debe tomar más de 8 comprimidos efervescentes de Aspirina C® al día, ya que podría manifestar diarreas, mareos, confusión, sordera y alteraciones en el riñón, entre otros efectos.
El uso de ácido acetilsalicílico en niños con enfermedades febriles agudas, especialmente gripe y varicela, podría estar asociado con el desarrollo de síndrome de Reye (poco frecuente pero muy grave). Por ello, es preferible evitar el uso de ácido acetilsalicílico en niños con enfermedades virales.
Avise a su médico u odontólogo sobre la toma de Aspirina C® si tiene prevista alguna intervención quirúrgica o dental.
Los ancianos son más sensibles a los efectos de este medicamento, especialmente si presentan insuficiencia renal o niveles bajos de albúmina en sangre. Por ello, pueden necesitar, en general, dosis menores.
La asociación de este medicamento con otros antiinflamatorios no esteroideos puede aumentar el riesgo de que se produzcan efectos adversos.
Si en unos días los síntomas no mejoran o empeoran, deje de tomar el medicamento y visite a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a alguno de sus componentes, a los salicilatos y en general a los antiinflamatorios no esteroideos. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
En caso de presentar úlcera de estómago activa o crónica, asma, insuficiencia renal o hepática grave, hemofilia o problemas de la coagulación sanguínea y en caso de estar tomando recibiendo tratamiento con medicamentos anticoagulantes orales.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan conAspirina C® son: anticoagulantes orales (acenocumarol, warfarina), antidiabéticos orales (glibenclamida, metformina), metotrexato, heparina, ácido valproico, acetazolamida, probenecid, furosemida y espironolactona.
Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Aspirina C® puede alterar los resultados de algunos análisis de sangre y de orina. Si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.
Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. Ocasionalmente puede causar molestias gastrointestinales como nauseas, indigestión o calambres abdominales.
Más raramente puede causar reacciones alérgicas, sudoración, confusión o alteraciones del riñón.
En caso de presentar mareos, zumbido de oídos o sordera, abandone el tratamiento y consulte a su médico inmediatamente.
Aspirina C® también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Sin embargo, el uso de ácido acetilsalicílico durante el embarazo, especialmente al final del mismo, puede complicar el parto y aumentar el riesgo de hemorragia materna o fetal. Por ello, en general, no se recomienda el empleo de Aspirina C®en mujeres embarazadas.
Se ha observado que el ácido acetilsalicílico puede pasar a la leche materna. Consulte a su médico si puede recibir este medicamento durante la lactancia.

¿Necesita receta médica?

Aspirina C® puede adquirirse sin receta médica; sin embargo, se recomienda utilizarlo bajo supervisión del médico o farmacéutico.

¿Cómo se conserva?

 Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales:

Aspirina C®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso