Plusesmas.com
PortadaArtículosSaludMedicamentos

Metocarbamol

El metocarbamol es un medicamento que actúa bloqueando los impulsos nerviosos que son enviados al cerebro y a la médula espinal.

Grupo:

Relajantes musculares.

¿Qué es?

El metocarbamol es un medicamento que actúa bloqueando los impulsos nerviosos que son enviados al cerebro y a la médula espinal. De esta manera es capaz de relajar los músculos y aliviar las contracciones o espasmos musculares.

¿Para qué se utiliza?
Espasmos o contracciones musculares en procesos como el lumbago, hernia de disco, esguinces, torceduras, tortícolis, torceduras, artritis y contracturas musculares.

¿Cómo se utiliza?

En España metocarbamol existe comercializado para su administración oral en forma de comprimidos. La dosis adecuada de metocarbamol puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico.  

Dosis oral en adultos:De 500  1000 mg (1 a 2 comprimidos) cada 6 horas. Durante los primeros días puede ser necesario administrar dosis de 6000 mg (12 comprimidos) al día o incluso 9000 mg (18 comprimidos) diarios en casos muy severos, repartidos en varias tomas.

No se recomienda el uso de metocarbamol en niños menores de 12 años salvo en aquellos casos que su médico lo considere oportuno.  Puede tomar los comprimidos de metocarbamol tanto con el estómago lleno como vacío (antes, durante o después de las comidas) y acompañados de un vaso de agua u otro líquido que no contenga alcohol.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe tomando el medicamento como se le había indicado.

El metocarbamol debe administrarse con especial precaución si padece una enfermedad del hígado.

EL uso prolongado de metocarbamol, especialmente a dosis altas, puede crear dependencia. Por ello, deberá tomar el medicamento tal y como se lo haya indicado su médico, sin exceder la dosis ni la duración de tiempo recomendada.

La suspensión del tratamiento debe realizarse de forma gradual, especialmente si el metocarbamol se administra durante periodos de tiempo prolongados. 

Debe evitar el consumo de alcohol mientras tome este medicamento.

El metocarbamol puede provocar vértigos y somnolencia. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa mientras esté en tratamiento con este medicamento.

Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia al metocarbamol, carisoprodol y meprobamato. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

En caso de padecer miastenia gravis o epilepsia.

¿Puede afectar a otros medicamentos?
Algunos medicamentos que interaccionan con el metocarbamol son los siguientes: antidepresivos (imipramina, nortriptilina, sertralina, fluoxetina), fenotiazinas (clorpromazina, tioridazina), antihistamínicos (clorfeniramina, clemastina) y barbitúricos (fenobarbital).

Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?
El metocarbamol puede alterar los resultadoos de algunos análisis de orina, por lo que si le van a realizar un análisis de este tipo avise que está recibiendo este medicamento.

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, leves y transitorios. El metocarbamol puede producir, con frecuencia, somnolencia, visión borrosa y vértigo.

Ocasionalmente puede causar confusión, nerviosismo, nauseas, dolor abdominal y coloración de la orina.

El metocarbamol también puede producir otros efectos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?
No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. En estudios realizados en animales se ha visto que el metocarbamol puede reducir la supervivencia en los recién nacidos. Por ello, únicamente se acepta el empleo de este medicamento en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa de tratamiento más segura.

No se conoce si el metocarbamol pasa a la leche materna en cantidades significativas. Aunque no se han detectado problemas en los lactantes, conviene consultar con su médico si puede recibir el tratamiento durante la lactancia materna.

¿Necesita receta médica?

Sí.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres comerciales en España de algunos medicamentos que contienen sólo metocarbamol:

Robaxin®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Comentarios (0)

* *

*

Cerrar ventana

Suscríbete gratis a nuestro boletín

Portada revistas Plusesmas

Recibe en tu e-mail toda la información que te interesa: Artículos de expertos en Salud, Jubilación, Memoria... Propuestas de ocio. Sorteos y concursos... ¡y mucho más! Más de 160 000 usuarios reciben ya nuestra newsletter.
Además, recibirás gratis nuestra revista digital.