Plusesmas.com

Procainamida

La procainamida es un medicamento que actúa disminuyendo la velocidad de los impulsos nerviosos del corazón. Estos impulsos eléctricos son los que controlan la actividad de este órgano, ya que pasan a través del músculo cardiaco y provocan la contracción de las cámaras del corazón (aurículas y ventrículos).

Grupo

antiarrítmicos

¿Qué es?

La procainamida es un medicamento que actúa disminuyendo la velocidad de los impulsos nerviosos del corazón. Estos impulsos eléctricos son los que controlan la actividad de este órgano, ya que pasan a través del músculo cardiaco y provocan la contracción de las cámaras del corazón (aurículas y ventrículos).

Se emplea en el tratamiento de aquellos pacientes que presentan un ritmo de latido del corazón irregular o latidos cardiacos demasiado rápidos.

¿Para qué se utiliza?

Arritmias (alteración del ritmo cardiaco con trastorno en la sucesión regular de latidos, a consecuencia de trastornos en la conducción o formación del estímulo cardiaco).

¿Cómo se utiliza?

En España existen comercializadas de administración oral (cápsulas) y parenteral (mediante inyección intramuscular o intravenosa).

La dosis adecuada de procainamida puede ser diferente para cada paciente. Ésta depende de la patología que se desea tratar, de la gravedad de la misma, del peso del paciente y de la situación general del paciente (funcionamiento del hígado, riñón y corazón). A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con farmacéutico.

Dosis oral en adultos: 50 mg por kilo de peso al día, repartidos en varias tomas.
Dosis intramuscular en adultos: Inicialmente 500 mg, seguidos de 500 a 1000 mg a intervalos de 1 a 6 horas según la respuesta del paciente.
Dosis intravenosa en adultos: Inicialmente de 200 a 1000 mg. La vía intravenosa se utiliza en casos de urgencia.

No se recomienda el uso de procainamida en menores de 18 años.
Conviene tomar las cápsulas enteras con un poco de agua.

Los ancianos y los pacientes que presentan alguna enfermedad del hígado o del riñón pueden requerir una dosis menor. Consúltelo con su médico.

¿Qué precauciones deben tenerse?

La procainamida debe administrarse con precaución en pacientes con miastenia gravis, insuficiencia de la médula ósea, asma bronquial, hipotensión y en pacientes con enfermedades del hígado o de riñón. Consulte con su médico si padece alguno de estos trastornos.

Si se olvida una dosis y se acuerda en las 2 horas siguientes, tome la dosis inmediatamente. Si han transcurrido más de 2 horas desde la hora de administración, espere hasta la siguiente toma.

No suspenda esta medicación sin consultar antes con su médico, ya que su estado podría empeorar.

La procainamida puede causar mareos, cansancio y disminución de la atención. No se recomienda la conducción de vehículos ni el manejo de maquinaria peligrosa, especialmente durante las primeras semanas de tratamiento.

Durante el tratamiento con procainamida su médico le realizará periódicamente análisis de sangre para determinar la correcta tolerancia del medicamento.

Si se va a someter a una intervención quirúrgica, informe a su médico sobre la toma de este medicamento.

Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a este medicamento. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar este medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

En caso de bloqueo cardiaco, lupus eritematoso sistémico o arritmia ventricular.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos fármacos que interaccionan con la procainamida son: antiácidos (fosfato de aluminio), betabloqueantes (metoprolol, propranolol), bloqueantes neuromusculares (suxametonio), caolín, amiodarona, quinidina, cimetidina, ranitidina, lidocaína, trimetropin.

Informe a su médico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de la procainamida son, en general, poco frecuentes pero pueden ser importantes. Los más frecuentes son: pérdida de apetito, náuseas, vómitos, diarrea, taquicardia, fiebre, erupciones cutáneas.

En tratamientos crónicos puede producir un síndrome parecido al lupus eritematoso diseminado.

La procainamida también puede causar otros efectos. Avise a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Ante la posibilidad de aumentar el riesgo de efectos adversos, únicamente se acepta el empleo de este medicamento en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa más segura.

La procainamida pasa a la leche materna aunque no es capaz de alcanzar concentraciones significativas en el lactante. Sin embargo, se desconocen los efectos a largo plazo que podrían causar en el lactante. Consulte con su médico sobre la conveniencia de recibir el tratamiento durante la lactancia materna.

¿Necesita receta médica?

Sí. Las preparaciones inyectables de este medicamento sólo pueden obtenerse en el Sevicio de Farmacia de un hospital. No están disponibles en las Oficinas de Farmacia.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y de la luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Biocoryl®, Pronestyl®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso