Plusesmas.com

Rinobactil®

Rinobactil® es un medicamento que contiene en su composición dos sustancias activas, ebastina y pseudoefedrina.

¿Qué es?

Rinobactil® es un medicamento que contiene en su composición dos sustancias activas, ebastina y pseudoefedrina.

La ebastina es un antialérgico que reduce el exceso de secreción nasal y otros síntomas alérgicos. A diferencia de otros medicamentos antialérgicos, ebastina no pasa al cerebro por lo que no produce somnolencia.

La pseudoefedrina estimula los receptores alfa-adrenérgicos de la mucosa del tracto respiratorio que son responsables de la constricción de los vasos sanguíneos. De esta manera, disminuye el flujo sanguíneo nasal, reduciendo la congestión y facilitando la ventilación nasal.

¿Para qué se utiliza?

Congestión nasal producida por la rinitis alérgica.

¿Cómo se utiliza?

En España Rinobactil® existe comercializado para su administración oral en forma de cápsulas.La dosis adecuada de Rinobactil® puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas, pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico. Dosis oral en adultos y niños mayores de 12 años: 1 cápsula al día, preferentemente antes del desayuno.

No se recomienda el uso de Rinobactil® en niños menores de 12 años. Las cápsulas de Rinobactil® se administrarán acompañadas de un vaso de agua.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida tomar una dosis tómela tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.

Rinobactil® debe administrarse con especial precaución en caso de padecer alguna de las siguientes enfermedades: diabetes, hipertensión arterial, taquicardia, arritmia, enfermedades del hígado y del riñón.

Los ancianos son más sensibles a los efectos de este medicamento, por lo deberá administrarse con precaución y bajo control médico.

Rinobactil® contiene una sustancia prohibida en el deporte de competición y puede dar positivo en un control de dopaje.

Si los síntomas no mejoran o empeoran avise a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a ebastina, pseudoefedrina, efedrina u otras sustancias relacionadas. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

En caso de presentar hipertiroidismo, trastornos graves de las arterias coronarias, glaucoma de ángulo cerrado, hipertrofia de próstata y si se encuentra en tratamiento con antidepresivos del grupo de los IMAO (tranilcipromina, moclobemida).

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Algunos medicamentos que interaccionan con Rinobactil® son: antidepresivos tipo IMAO (tranilcipromina y moclobemida), antihipertensivos (enalaprilo, losartan), diuréticos (clortalidona, hidroclorotiazida), betabloqueantes (atenolol, sotalol), hormonas tiroideas, levodopa, digital, nitroglicerina y cocaína.

Deberán pasar 2 semanas entre el final del tratamiento con un antidepresivos tipo IMAO y el inicio de Rinobactil®

Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Rinobactil® puede alterar los resultados de algunas pruebas alérgicas cutáneas. Si le van a realizar una prueba de este tipo avise que está recibiendo este medicamento, ya que es posible que deba suspender el tratamiento unos días antes de la prueba.

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, poco frecuentes. Rinobactil® puede producir molestias gastrointestinales, dolor de cabeza, insomnio y nerviosismo.

Rinobactil® también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Por ello, únicamente se acepta el empleo de Rinobactil® en embarazadas en el caso de que no exista otra alternativa más segura.

No se conoce si la ebastina pasa a la leche materna. Debido a la pseudoefedrina pasa a la leche materna y a que los recién nacidos y prematuros son especialmente sensibles a los efectos de la misma, se recomienda suspender la lactancia durante el tratamiento con Rinobactil®

¿Necesita receta médica?

Si.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.

No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales:

Rinobactil® .

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso