Plusesmas.com

Tacrolimus (vía tópica)

El tacrolimus es un medicamento que pertenece al grupo de los inmunosupresores, ya que reduce la acción del sistema inmunitario.

¿Qué es?

El tacrolimus es un medicamento que pertenece al grupo de los inmunosupresores, ya que reduce la acción del sistema inmunitario.
Administrado por vía tópica, sobre la piel, disminuye la liberación de sustancias capaces de producir inflamación, por lo que se utiliza en el tratamiento de la dermatitis atópica refractaria a las terapias convencionales.

¿Para qué se utiliza?

Dermatitis atópica moderada o grave en pacientes que no toleran o que no responden adecuadamente a las terapias convencionales.

¿Cómo se utiliza?

En España tacrolimus existe comercializado para su administración tópica en forma de pomada. Existen otras formas de administrar el medicamento, vía oral y parenteral, pero no se describe en esta ficha. Para más información consulte la ficha de tacrolimus. La dosis adecuada de tacrolimus puede ser diferente para cada paciente. A continuación se indican las dosis más frecuentemente recomendadas. Pero si su médico le ha indicado otra dosis distinta, no la cambie sin consultar con él o con su farmacéutico. Dosis tópica en adultos: 1 aplicación de pomada al 0,1% cada 12 horas, durante un máximo de 3 semanas. Posteriormente, 1 aplicación de pomada al 0,03% cada 12 horas hasta que desaparezcan las lesiones.

Dosis tópica en niños de 2 a 16 años: 1 aplicación de pomada al 0,03% cada 12 horas, durante un máximo de 3 semanas. Posteriormente, 1 aplicación al día hasta que desaparezcan las lesiones.

Para su correcta administración se aplicará una capa fina de pomada en las zonas de piel afectadas, excepto en las mucosas. La piel tratada no debe ser vendada.

¿Qué precauciones deben tenerse?

Es importante respetar el horario pautado. Si se le olvida aplicar una dosis hágalo tan pronto como sea posible y vuelva a la pauta habitual. Pero si falta poco tiempo para la próxima dosis no la duplique y continúe con el medicamento como se le había indicado.
El tacrolimus tópico debe administrarse con especial precaución en caso de enfermedad del hígado, linfadenopatías o enfermedades de la piel.
Si presenta algún tipo de infección en la zona de piel afectada por la dermatitis no aplique tacrolimus sin consultar antes con su médico.
Debe evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento.
Durante el tratamiento con tacrolimus tópico deberá protegerse debidamente del sol y evitar la exposición a la luz ultravioleta.
Antes de recibir cualquier vacuna, informe a su médico sobre el tratamiento con tacrolimus tópico.
No debe aplicar cremas hidratantes en la misma zona al menos 2 horas antes y después de la administración tacrolimus.
Si tras dos semanas de tratamiento no se observa mejoría consulte a su médico.

¿Cuándo no debe utilizarse?

En caso de alergia a tacrolimus o a antibióticos del grupo de los macrólidos (azitromicina, claritromicina, diritromicina, eritromicina, espiramicina, josamicina, roxitromicina, telitromicina). Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de aplicar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.

¿Puede afectar a otros medicamentos?

Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que esté tomando.
No conviene recibir vacunas durante el tratamiento ni durante varias semanas después de finalizar el mismo.

¿Qué problemas pueden producirse con su empleo?

Los efectos adversos de este medicamento son, en general, frecuentes, aunque leves y transitorios. Los más frecuentes son: sensación de quemazón, picor y enrojecimiento en la zona de aplicación.
En ocasiones puede causar hormigueo, sensibilidad cutánea y otras alteraciones en la piel. Consulte a su médico si advierte algo anormal.

¿Puede utilizarse durante el embarazo o la lactancia?

No se han realizado estudios adecuados en mujeres embarazadas. Por ello, no se recomienda utilizar tacrolimus tópico durante el embarazo.
El tacrolimus tras su administración sistémica pasa a la leche materna, y podría producir graves efectos en los niños que se alimentan con lactancia materna. Aunque la aplicación tópica produce una escasa exposición general al tacrolimus, se recomienda suspender la lactancia materna durante el tratamiento con este medicamento.

¿Necesita receta médica?

Sí. Puede adquirir la pomada de tacrolimus en una Oficina de Farmacia pero requiere una receta hecha por un médico de un hospital.

¿Cómo se conserva?

Mantener el medicamento en un lugar fresco, sin humedad, lejos de fuentes de calor y luz directa.
No dejar al alcance de los niños.

Nombres Comerciales

Protopic®.

Artículo facilitado por:
Clínica Universidad de Navarra

Buscador de medicamentos

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso