Plusesmas.com

Cómo se hace una reducción de pecho

Cargando...

Los senos están compuestos principalmente por tejido adiposo (grasa) y glándulas mamarias. Las glándulas mamarias secretan la leche al seno lactífero, que es la conexión entre las glándulas y el pezón. El pezón está rodeado de un anillo pigmentado, denominado areola.

Una mujer puede decidir realizarse una cirugía de reducción de senos (mamoplastia de reducción) cuando tiene senos pesados y caídos, con los pezones ubicados en la parte inferior del seno, senos demasiado grandes en relación con el cuerpo, dolor de espalda, cuello o en los hombros debido al peso de los senos, irritación crónica de la piel debajo de los senos, surcos en los hombros debido a los breteles del sostén, o un seno notoriamente más grande que el otro.

La técnica más común de mamoplastia de reducción comprende varias incisiones. Primero se realiza una incisión arriba y alrededor de la areola. Luego, se realizan incisiones debajo y a los lados de la areola, y a lo largo del pliegue inferior del seno, para poder extraer el exceso de piel y el tejido adiposo.

Se reduce el tamaño de la areola y se desplaza hacia arriba con el pezón, generalmente sin afectar la conexión de los tejidos funcionales subyacentes. Finalmente, la piel de la parte inferior del seno se cierra y sutura debajo de la areola, para dar al seno su nuevo contorno.

Luego de un breve período de inflamación y sensibilidad, las líneas de las incisiones comienzan a palidecer y los senos toman una forma más natural. Después de una reducción de senos, muchas mujeres experimentan un gran alivio con respecto a su apariencia anterior, ya que pueden usar una amplia variedad de estilos de prendas y realizar más actividades físicas. Existen diversas complicaciones asociadas con este procedimiento, que deben analizarse con el médico previamente a la cirugía.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso