Plusesmas.com

¿Por qué se produce la presión del oído?

Cargando...

El oído puede dividirse en tres secciones: el oído externo, el oído medio y el oído interno. El oído medio es una cámara llena de aire que está conectada a la nariz y a la garganta a través del canal denominado trompa de Eustaquio.

Normalmente, el aire se desplaza a través de este conducto para equiparar la presión del oído medio con la presión del aire externa. Este proceso es de especial importancia cuando hay grandes cambios en la presión externa, como al volar o al practicar buceo. Por ejemplo: cuando un avión se eleva, la presión del aire de la cabina baja gradualmente. Esto hace que la presión en el oído medio parezca bastante alta y el tímpano sobresalga levemente hacia el exterior.

Cuando la diferencia de presión entre la cabina y el oído medio alcanza aproximadamente 15 mmHg, la trompa de Eustaquio se abre dando una sensación de destape y el aire del oído medio se libera. En circunstancias normales, esto ocurre aproximadamente una vez cada quinientos o mil pies (152 y 204 metros respectivamente) durante el ascenso.

Por el contrario, a medida que el avión desciende y la presión de la cabina aumenta, la presión del oído medio parece bastante baja y el tímpano se retrotrae levemente. Cuando la trompa de Eustaquio se abre, el aire se desplaza velozmente al oído medio para equiparar la presión.

A veces, durante el descenso se debe implementar una técnica manual para equiparar la presión del oído medio. Por ejemplo: tragar, masticar goma o soplarse la nariz puede ayudar a abrir la trompa de Eustaquio si la diferencia de presión es molesta.

Algunas enfermedades, como los resfríos y las infecciones del oído, pueden ocasionar la hinchazón de las membranas que rodean la trompa de Eustaquio. Esto puede dificultar el proceso de equiparar la presión y causar dolor en el oído medio.

Debe tenerse especial cuidado de no volar ni practicar buceo cuando se padece algunas de estas afecciones, que pueden afectar el oído medio. Especialmente los niños, que son más propensos a las infecciones de oído y tienen menos capacidades para equiparar la presión del oído.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso